La invasión de Barcelona

Sonia Pulido. Exposición Madrid-Barcelona. La Fiambrera 9 junio- 27 agosto 2017, Madrid.


Suena épico, pero no lo es. Ni siquiera un poquito. Del título del post se desprenden ideas sugerentes en torno a la ciencia ficción, a futuro, a ocupaciones alienígenas, platillos volantes y pistolas de ultrarayos ¿no? Pues nada más lejos de la realidad, lo que en realidad refelajn las palabras de arranque son conceptos nada reconfortantes como opresión, incomodidad, desarraigo, insostenibilidad, pérdida...

Esa es la invasión de la que hablamos, de la del turismo masivo que está acabando con la convivencia en los barrios forzando a sus vecinos a abandonar sus raíces. Es irrazonable, abusivo e inhumano, pero desgraciadamente es lo que hay. 

Las imágenes que van a ver a continuación son una muestra del descontento y del desacuerdo con la mundialización y la gentrificación que han ido transformando la ciudad hasta el punto de hacerla extraña. Esta es la mirada de Sonia Pulido, ilustradora y vecina de la ciudad de Barcelona, quien se siente ajena y perro verde en una ciudad que ya no reconoce como la suya. La teatralidad  de las imágenes es una sutileza gráfica para expresar la desproporción y bestialidad que el turismo, gestionado de la manara que lo está, ha supuesto para la vida diaria de la que antes era una ciudad habitable.

Sonia Pulido. Exposición Madrid-Barcelona. La Fiambrera 9 junio- 27 agosto 2017, Madrid.

En su catálogo de “ultra-cuerpos” Pulido hace desfilar sombreros mejicanos invasores, turistas gigantes que pisotean la ciudad, y ojos enormes que observan fríamente y que hacen a los vecinos sentirse los auténticos "guiris" de la película; ahora son seres que estorban con sus rutinas, muñecos que no van al mismo ritmo del resto de visitantes del parque de atracciones. Así es como lo arrasan todo, dejando a la ciudad sin alma, sin descanso. No hay sosiego.


Sonia Pulido. Exposición Madrid-Barcelona. La Fiambrera 9 junio- 27 agosto 2017, Madrid.

Alex Nogués pone palabras a la intención de Sonia Pulido: “Mundialización. Gentrificación. Palabras que suenan a novelas de ciencia ficción y que transforman nuestra ciudad hasta el punto de hacerla extraña. O quizás nosotros, como invadidos por los ultra-cuerpos de los años que pasan, ya no somos tan nosotros y la ciudad se nos antoja ahora como una metrópolis distante y desquiciada. Como auténticos alienígenas, la ocupamos sin ser bienvenidos. Desde esta mirada de gigante que viene de otro mundo, el paisaje es confuso, delirante, rebosante de una belleza que no acabamos de comprender. Nosotros no somos nosotros en la Nueva Ciudad. La Ciudad ya no es Ciudad sin nosotros. Una luminosa y pirotécnica paradoja que cautiva a terrícolas de todos los rincones del planeta y a nosotros, los lunáticos marcianos, nos aleja sin dejar de atraernos, orbitando desde entonces en una elíptica relación con ella”.

Todas estas cosas de las que les estoy hablando, forman parte de la exposición Madrid- Barcelona que tendrá lugar del 9 de junio al 27 de agosto en la galería La Fiambrera de Madrid y que además de la visión de Sonia Pulido sobre Barcelona, incluye el retrato de otro Madrid, el del artista soriano Roberto Maján que define su serie de dibujos como “una mirada sobre la ciudad de Madrid como objeto y pretexto".

Sonia Pulido es vecina de Barcelona, donde nació, creció y estudió Bellas Artes. Nada más salir de la facultad empiezan a llegar los reconocimientos y premios, Sonia Pulido se desmarca con su lenguaje visual ¿Recuerdan Duelo de caracoles? el cómic que le valió el Junceda en 2011. Además del mundo del cómic, es habitual encontrarse las ilustraciones de Pulido en publicaciones como The Wall Street Journal, The New York Times, Harper’s Baazar, Rockdelux o Jot Down, y en las cubiertas de libros de numerosas editoras (no se pierdan la de Florido, granado, caduco, marchito que hizo para la primera novela de Sara Baume publicada por Turner).

Y hasta aquí la pequeña crónica ilustrada de una invasión (no me llamen excesiva y recuerden que Barcelona recibe más de 14,65 millones de visitantes anuales) o de cómo ser vecino y no perecer en el intento. Resistencia y mucha ilustración.


Más Sonia Pulido & Barcelona en:


Comentarios