Estar en la Gloria

¿Ustedes saben de dónde viene eso de "estar en la gloria"? Yo no lo sabía hasta hoy. Al parecer, la expresión procede de los romanos y un eficaz a la par que peculiar sistema de calefacción que les permitía mantener sus casas caldeadas, hogares en los que se sentían muy "agustito" y a resguardo del frío que arreciaba fuera. Son sinónimos: estar más a gusto que un arbusto, estar como Dios o estar más feliz que una perdiz, y así sucesivamente.

El caso es que yo siempre he pensado que "estar en la gloria" era otra cosa. Para mí, nacida en los 70, y habiendo merendado durante años al abrigo de programas como La mansión de los Plaff o La cometa blanca, "estar en la gloria" era estar tan "agustito" como cuando merendaba escuchando a doña Gloria Fuertes. El efecto de placer es extensible a muchas otras voces que salieron de esos fantásticos programas infantiles, nombres como Juan Farias (ilustre y olvidado vecino ferrolano que un día fue Premio Nacional de Literatura Infantil), Rosa León y por ende María Elena Walsh, Lolo Rico, etc.

A lo largo de estas casi cuatro décadas de lectora, y a medida que pasaban los años, siempre he sentido cierto recelo de hablar sobre poesía. Un día escuché a alguien que no leía poesía decir que no es que no le gustara, es que simplemente era un mal lector del género. Y yo, en cierta medida, me quedé ahí resguardada por sentir lo mismo. Leo poca poesía, por no decir cero poesía y ¿cuál es el motivo para el no consumo? Pues ni más ni menos que porque para mí la poesía era Gloria y nunca más allá de ella encontré verso alguno en el que disfrutar de tanto sentimiento y belleza expresado con tanta sencillez y honestidad. Palabras que Gloria se arrancaba de las entrañas para regalar a sus lectores la vida a sorbitos, sin aleccionar, sin pretensiones, palabras libres y llenas de entusiasmo; palabras que contagian ganas de vivir.

Estoy en la gloria, señores lectores. Me han regalado un libro del que ya no voy a separarme nunca. Un libro para gloristas, postistas, poetas y fontaneros. Un libro para todos y todas, que reclama justicia y rinde homenaje a una de las grandes musas de varias generaciones de este desvencijado país: doña Gloria Fuertes García.

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

Delante de mí, más de 400 páginas en las que poder recordar a Gloria a través de sus poemas, notas, cuadernos, fotografías, objetos personales... Es una antología poética y vital como bien reza el título del volumen, que entre otras exquisiteces, se sirve de un colofón de lujo firmado por la mismísima Carmen Segovia, autora del cómic Gloria, palomas y perros.

¿Qué vamos a encontrarnos en esta antología? Creo que más que qué es un ¿a quién vamos a encontrarnos?, y lo digo desde la perspectiva de la edición de la obra, cuya pretensión no es documentar a modo de ensayo la vida de este enorme personaje literario; no pretende ser un estudio exhaustivo y encorsetado. No. Simplemente pretende seguir la estela de Gloria, cuya forma de ver la historia no era lineal. Ella era más de juego, de buscarle la vuelta a las cosas y dar libertad a sus lectores para que lean de la manera que más les gusta; pues el libro es así. Lo abran por donde lo abran encontrarán a Gloria en su más pura esencia:

"A veces mis versos son mejores que yo, pero yo quiero ser mejor que mis versos. Cada poema que escribo es una radiografía de mí. Si queréis a mi poesía me queréis a mí. Una vez tuve que dejar un amor mío porque no quería a mis versos."

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

Gloria Fuertes nació en Madrid, el 28 de julio de 1917. Según dice en su nota biográfica: "a los 9 años me pilló un carro, a los 14 me pilló la guerra" y desde su más tierna infancia de niña enclenque ya apuntaba maneras. Leía con 3 años (empezó con el TBO y los cuentos de Calleja), quería ir a la guerra para pararla, regateaba en las tiendas y escribía poemas en la oficina. Gloria siempre fue una adelantada a su tiempo, o eso decía mi madre que siempre le atribuyó el mérito de ser la pionera en usar falda-pantalón en España. Y es que es verdad, en 1935, la susodicha atravesaba Madrid en bici, ataviada con una falda pantalón y una corbata. ¡Ole Gloria! Y es que nos han hecho pensar que Gloria era una mujer poco femenina, nada coqueta sino más bien desgarbada y desaliñada. Pero eso no era así. ¿Sabían que Gloria era de las que salía tarde de casa porque no acababa nunca de acicalarse? Ella nunca quiso ser modista como su madre, pero algún tejido o fibra de los que tantas veces vio en su casa hizo que se desarrollara en ella un particular uso de la moda y los complementos.

Hasta llegar ahí, Gloria pasó un calvario de infancia marcado por la guerra, la pobreza y la posterior pérdida de su madre en plena pubertad "cuando más falta me hacía". Pasada la guerra comenzó a relacionarse con el mundo literario. Ella decía que en el 39 pasó de hacer cuentas a hacer cuentos. Y eso es lo que hizo, porque desde ese momento hasta mediados los 50, Gloria no dejó de escribir cuentos infantiles, colaborar en varios suplementos para la infancia (sí, terrible, entre ellos el del diario falangista Arriba) sin olvidar sus obras de teatro.

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017 

Una de cal y una de arena, o ni eso, porque la vida de Gloria siempre ha sido un tanto triste. En plena efervescencia poética conoce el amor, pero este, que proviene de los brazos de un obrero de la FAI, se queda en el aire– vamos a decirlo así para que no sea tan trágico porque lo que ocurrió en realidad es que el joven anarquista se sumó como voluntario a las filas del ejército de aviación y nunca más se supo del buen hombre–. A esta visita de cupido le siguió otra que más o menos acabó con el mismo desenlace; se trataba de un médico casado (Gloria era "la otra" y por supuesto, se la repanpinflaba el qué dirán) al que le gustaba la pintura y del que Gloria aprendió un sinfín de cosas. En esta ocasión era un tipo de derechas, al que encarcelaron y posteriormente fusilaron. Y de nuevo, adiós al amor.

Oración para ir tirando

Padre nuestro que estás en los cielos
¿por qué no bajas y te das un garbeo?



Y después llegó Chelo, su primera novia, su compañera y también amante, secretaria, confidente o cocinera. Chelo y Gloria y su "pequeña sociedad secreta". Chelo siempre estuvo ahí, hasta que Gloria se apagó a finales de los noventa.

Ya bien definida como postista, y apadrinada por Carlos Edmundo de Ory, con el que también se permitió un "capricho", se relaciona con otros seres sobrenaturales como Fernando Arrabal, Juan Eduardo Cirlot, etc. Y llega la mitad de siglo y Gloria vuelve a hacerlo, paso al frente en la lucha, forma parte del aparato organizativo de Versos con faldas, un colectivo madrileño enemigo acérrimo de las tertulias de hombres que durante un tiempo se dedicó a recitar de bar en bar con poco o nada de éxito (sus versos no eran buena compañía para un café con leche y un bollo). Gloria, mente creadora del naming del colectivo, saltó zarpada a las burlas y comentarios vertidos por parte de la prensa y de los poetas oficiales. De nuevo y desde el centro de sus profundidades sacó uno de sus bufidos de gato y les espetó:

"La poesía es cosa de mujeres porque las mujeres son las que tienen más sensibilidad. La poeta es siempre mujer. La mujer que escribe poesía es una poeta. El hombre que escribe poesía, como muchísimo, es un poeto."

Ahí tienen a la de Lavapiés dando un baño de paridad y género a los gerifaltes poéticos de aquel entonces. Resultado: Gloria 1- Los chicos 0.

Chequeo

Dice el médico que tengo alergia a la vulgaridad,
al polen y a la policía.


El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

Fuerte, segura de sí misma, rezumando verdades como puños y llena de humor, Gloria es ya casi imparable, solo le falta algo: Phyllis, sí Phyllis. Fue el amor de su vida, la hispanista del Instituto Internacional que además de darle clases de inglés, le dio el amor, el hogar y la misma vida (dice uno de sus amigos que hasta que se conocieron, Gloria "era como un osito de peluche gigante rebotando de taberna en taberna"). Gloria y Phyllis vivían juntas, creaban juntas y se amaban a pesar de todo. ¿Saben que ambas crearon una biblioteca infantil ambulante para los niños de la zona? ¡Zasca Risto- Aftershare!¡Esto sí es fomento a la lectura y no tu patraña de Trump-contenedores!


We Must Try Not To Lie

We must not to lie so much
I know sometimes we lie not to end a life
or create or to dodge a war.


Gloria se fue en busca de otra gloria, la de las Américas; ella también tuvo su sueño americano. Tres años de estancia en Pennsylvania gracias a una beca Fullbright, esa que todos ansiamos y ella consiguió, le permitieron dar clases en la uni de Bucknell y viajar por todo el país llevando sus poemas allá por donde pasaba. Que si fiestas, que si conciertos, que si clubs nocturnos... ¡Qué época feliz!, época, que por otra parte y siendo fiel al karma de la poeta de guardia, pronto torna en oscuridad tras volver a España. Phyllis fallece en el 71 víctima de un cáncer y Gloria se sume en una profunda depresión. Se pasa con el whisky. Pero sale y consigue seguir adelante con sus bártulos poéticos y su peculiar manera de encarar la vida.

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida. Ed. lit. Jorge de Cascante. Barcelona: Blackie Books, 2017

Después llegó la tele. Apabullante. Gloria estaba en todos los hogares del país cada tarde, durante años. El reconocimiento la reconforta, la fama empieza a agobiarla y termina por "echar papas" y contar lo mal que lo pasa, se siente aturdida ante tanto cariño y muestras de amor. A veces esto le provoca quebraderos de cabeza, todo porque esta faceta suya no acaba de hacer que se sienta del todo cómoda como poeta.

No se pierdan el capítulo sobre "La fama y los niños", en él se narran situaciones completamente bizarras en las que se vio inmersa la Fuertes: persecuciones nocturnas, interrogatorios dolorosos, atracos a mano armada con final feliz... Lo de Gloria es muy grande.

La adopción

La soledad es una hija de puta. A veces me revuelco en ella, me hago su amiga, y a veces me vence. Si te dedicas a escribir, por mucha gente que tengas al lado, estás siempre sola.

A Gloria le gustaba mucho fumar, beber whisky, subirse a la Vespa y ponerse guapa (gracias a la televisión, descubrió que tenía un lado bueno para los posados). Pero pese a todos sus esfuerzos, la lucha diaria y la imaginación, su corazón se fue apagando poco a poco. Sus años finales fueron duros, pero siempre estuvo acompañada de sus amigos que en todo momento trataban de reconfortarla con algún que otro croissant entre botella y botella. El veredicto dictaminó cáncer de pulmón y este la fulminó en solo unos meses. La austeridad con la que vivía y la caridad que solicitaba a sus amigos, hacían pensar que Gloria había pasado sus últimos años sumida en cierto grado de pobreza, pero nada más lejos de la realidad. Gloria dejó testamento y en él legó toda su fortuna (más de 100 millones de pesetas) al Circo de la Ciudad de los Muchachos. Repito, lo de Gloria es muy grande.

Antes de poner punto y final a tan inconmensurable compendio de anécdotas y lecciones de vida en prosa y en verso, la antología de Gloria se despide de sus lectores con amarillo chillón, tono propuesto junto con el negro por la ilustradora barcelonesa Carmen Segovia, como escenario para narrar una peripecia de Gloria en la que también intervienen palomas y un perro. No se puede pedir más. 

El final del cómic es de lo más bonito que he leído de Gloria en los últimos tiempos, créanme, merece la pena que lo disfruten porque si no la conocen van a morir de rabia por no haberlo hecho antes. Y si por el contrario ya la conocían, van a fibrilar leyendo las mil y una batallas que con tan buen criterio ha seleccionado y presentado Jorge de Cascante, el hombre "más Gloria" que han conocido los editores. La antología es la cara bonita de un trabajo de recuperación documental brutal, en el que el editor literario ha volcado pasión y entusiasmo a raudales a lo largo de mucho tiempo, o eso al menos es la percepción que tengo tras la lectura de su nota a la edición, de la coreografía con la que ha hecho que bailen todos estos textos e imágenes y por supuesto del enorme esfuerzo en la selección, gracias a la cual rompe la imagen de la Gloria que nos vendieron y nos deja a una Gloria que resultó ser la Gloria de verdad.

Estoy convencida de que con la edición de esta antología, se hace justicia a esta mujer que fue tan mujer como poeta pero sobre todo, una artista de los pies a la corbata. Ahora Gloria, puedes tomarte un lingotazo a nuestra salud en ese sitio al que tú llamabas paraíso.

"El paraíso me lo imagino como un picnic con tocadiscos, mis amigos bailando, cositas para picar y todos los novios y novias que has tenido, pero llevándose bien entre ellos."


#yosoyGloria #jesuisGloria #IamGloria



Pueden seguir a lo loco con Gloria en:


** GIF cortesía de pitblackbeard

Comentarios

  1. Gloria Fuertes extraordinaria postista, tú y yo, querida Piu, tenemos el gusto de conocer a uno de los últimos postistas.
    Un abrazo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, y ojalá sigamos teniendo postista pa'rato. Salud y recuerdos al postista de la Ximbomba.

      Eliminar

Publicar un comentario