Sweet Birds


Un día, mientras daba vueltas al jardín, escuché que un árbol me hablaba. Para entonces ya había leído a Jean Giono, Ursula K. Le Guin o Tolkien y dejado parte de mi corazón en las Fragas do Eume.

Pese a saber que los árboles son lo que son y que aparentemente no tiene corazón ni cuerdas vocales, di varias vueltas en torno al tronco del arbusto parlante tratando de encontrar una explicación a aquel extraño murmullo. Me acerqué, abrí bien ojos y orejas y de repente, la verdad asomó:



Nacimiento de mirlos. Ca' Basi, 2006

Han pasado los años y el polluelo ha salido de su cascarón, ha abandono el hueco del viejo olivo y se ha echado a volar. Con todos vosotros: la Mirla



La Mirla. Pine (Diana Beltran Herrera), 2011. Sculpture. Paper Cut

Diría mi amigo Bigott, Sweet Birds (escuchad la pista 13), oh sweet birds. ¿A que se ha hecho una buena mirla? pues lo dicho, ¡¡a volar leyendo!!


Fuentes de las que bebe la Mirla:

Comentarios