De colores, se visten las flores

Que si azul, que si amarillo, rojo o verde... todos colores; hasta aquí bien ¿no?, pero y si de repente os cuento la historia de un color, que tras un cálido y apretujado abrazo con otro color propicia una fusión entre ambos que acaba derivando en un color tercero, ¿Sabríais de qué libro os estoy hablando?

Sí, seguro que sí, que todos los apasionados LIJ, ilustradores y diseñadores habéis pensado en uno de vuestros álbumes favoritos, uno que ha cumplido ya más de 50 años y que todavía sigue manteniendo sus poderes iniciales en la magia de conquistar corazones. Por supuesto hablamos de Pequeño Azul, Pequeño Amarillo de Leo Lionni.


Pequeño Azul, Pequeño Amarillo. Leo Lionni. Sevilla: Kalandraka, 2008

Pequeño Azul, Pequeño Amarillo. Leo Lionni. Sevilla: Kalandraka, 2008

Este libro fue el principio de muchas cosas, de Leo Lionni dando los primeros pasos en el mundo de la ilustración infantil, y del uso de nuevas técnicas en este campo: introduce el collage y la representación abstracta. Por medio de unos simples papeles de colores y sencillas palabras para la composición textual, Lionni da vida a dos personajes entrañables que nos hablan de amistad, convivencia, integración o atención a la diversidad...como deseen llamarle. Sea como fuere, una auténtica obra de arte en la que pocas aclaraciones han sido necesarias para acompañar a una gráfica que lo dice todo.

Claro está que el post no podía acabar así, puesto que si os habéis fijado en las etiquetas que he añadido, aparace Pareci- Grillo y ¿eso qué viene a decir? pues que por muy osado, valiente o intrépido que os parezca hay un libro infantil que es Pareci-grillísimo al que acabamos de presentar de Lionni. Atención- Atentie- Achtung- Attention:

Rojo, azul, amarillo. Edoardo Bardella Rapino; il. Eric Battut. Barcelona Juventud, 2009


Rojo, azul, amarillo. Edoardo Bardella Rapino; il. Eric Battut. Barcelona Juventud, 2009

Rojo, azul, amarillo. Edoardo Bardella Rapino; il. Eric Battut. Barcelona Juventud, 2009

"Al principio había tres colores: rojo, azul y amarillo. Pero un día ocurrió algo extraordinario: el rojo y el amarillo se abrazaron muy fuerte ¡y nació el naranja! Así es cómo descubrieron que si juntaban dos colores aparecía uno nuevo." (Sinopsis de la Editorial)

Sí amigos, al igual que en libro de Lionni el detonante del abrazo, funde a los protagonistas hasta conseguir toda la paleta cromática. Si, hay diferencias, en lugar del collage Battut emplea la acuarela. Los temas que introduce a través de la referencia del color son la individualidad frente al colectivo y por supuesto la diversidad. Por lo demás poco que analizar, salvo una extraña e innecesaria "situación de parecido más que razonable" ¿No?.

No sé que pensar ... vale, los creativos deben tomar referencias, pueden actualizar contenidos con nuevas propuestas, pero... ¿en éste caso?, no me convencen. Si bien ambos autor/ilustrador deben conocer la obra de Lionni (por dedicarse a la LIJ sabrán que están ante un clásico contemporáneo), ¿cómo es posible que no hayan pensado en qué va a sentir un lector que ya ha leído a Pequeño Azul, Pequeño Amarillo?, pero es más...¿también ha dejado escapar ese "pequeño" detalle el editor?.

Decía Aristóteles:

"La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia."

Poco más, ahora es su turno queridos lectores. Pasen, vean y comenten y por supuesto si encuentran algo mejor que lo de Lionni ¡Avísenme!! (porque por el momento, no ha sido superado)

Fuentes:

Comentarios

  1. Jejeje, pues sí que parece copia, y desde luego que innecesaria, habrá maneras... A lo peor hasta ha intentado homenajearlo, que se lleva mucho en todo el arte copiar bajo la excusa del homenaje. Y así suplimos la falta de creatividad.

    ResponderEliminar
  2. Te recuerdo Amanda que tú eras igual de librero que yo en aquella época...aro, aro, que te acordabas de cuando lo coloqué, si, si, ja, ja

    : )

    ResponderEliminar
  3. Qué dices, yo no he sido librero nunca! Una vez trabajé de almacenero con libros, eso sí, pero librero, librero? En la vida... :P

    ResponderEliminar

Publicar un comentario