Vuelve la Faja

y no, no estás en Vanity Fair ni en la sala de prensa de la bailarina burlesque Dita von Teese, seguimos en pequeña ciudad de P; no, no hablamos de las "marca- cintura" ni "cometripa" de color carne y con ballestas, que alguna vez hemos visto en la más absoluta intimidad de nuestros hogares (eso si tenéis madres de los 70), hablamos de otras fajas, no menos eficaces y llenas de glamour, que en lugar de realzar la anatomía femenina, lo hacen con la anatomía del libro. Hablamos pues de las Fajas Editoriales.

Entre las Partes Externas del Libro, Martínez de Sousa destaca una de ellas, La Faja, de la cual dice:


"Tira de papel estrecha, que envuelve totalmente el libro o se introduce en él abrazando la solapa o el lugar dónde esta iría. Suele contener un texto publicitario relacionado con el propio libro (por ejemplo, una edición extraordinaria), la tirada (si el número de ejemplares es notable), el autor (haciendo referencia a que escribió tal o cual obra, conocida), la utilidad, el enfoque, etcétera. En general, su utilidad es escasa y de efectos muy pobres, por cuanto el lector la arroja en cuanto abre el libro. A veces se imita imprimiendo en la sobrecubierta la figura de la faja. Su altura suele equivaler a un tercio o un cuarto de la del libro, aunque a veces hace la misma altura que este."
Martínez de Sousa, J. Manual de edición y autoedición. 
2ª ed. Madrid: Pirámide 2008

Cuando estaba en la librería, las fajas eran un elemento que alteraba mi Karma y el de mis compañeros; las fajas sacaban lo peor de nosotros, solo sentíamos un odio exacerbado contra ellas, desestabilizadoras del orden en la balda, del contrapeado de los libros en sus respectivas pilas, un horror y todo ¿para qué? para acabar arrancándolas y tirándolas a la basura. Por esta parte podríamos decir que la definición de Sousa tendría vigencia, sería pues " de escaso valor", aunque el editor del libro enfajado no pensara lo mismo- tengamos en cuenta que añadir una faja a la edición de un libro supone un gasto elevado por la manipulación que necesita al ser colocada, se hace a mano, lo que encarece el precio final de la tirada-.

Ahora, ilustremos el "momento faja" con una imágenes:


Faja de Acme Novelty. Chris Ware. Barcelona: Mondadori, 2009

Se trata de la faja del Catálogo Acme Novelty de Chris Ware, publicado en España por Mondadori en 2009. Según el documento que estamos viendo, nuestro querido y admirado Martínez de Sousa habría caído en la más absoluta de las obsolescencias, por afirmaciones como "Su utilidad es escasa y de efectos muy pobres" "Su altura suele equivaler a un tercio o un cuarto del libro", etcétera.

¿Acaso se puede ofrecer más obra de un autor en una banda de papel de 60 x 8 cm? La faja de Ware contiene: Una tira autobiográfica en la cara interior y: la Hª del catálogo, una nota biográfica, datos técnicos (ISBN, PVP...), reseñas en prensa y un millón y medio de datos más en los que se alternan diferentes fuentes tipográficas, imágenes o bloques de texto...¿Alguien da más?

Y seguimos con más ejemplos de fajas que aportan al libro un valor añadido, son las fajas de Blackie Books. Creo que todos sus lectores ya nos hemos acostumbrado a ellas como parte imprescindible de sus ediciones, son un añadido más a la larga lista de elogios que podemos hacer al buen criterio de su catálogo: por la selección de obras, autores, por la calidad del papel, el diseño de la colección, ..... veámoslas

Fajas de Ultraviolencia y Cosas que los nietos... de Blackie Books

Faja de la 2ª ed. de Ultraviolencia. Miguel Noguera. 
Barcelona: Blackie Books, 2011

Faja de la 1ª ed. de Cosas que los nietos deberían saber.
Barcelona: Blackie Books, 2011

Los que veis aquí arriba son algunos de los contenidos que os podéis encontrar en el interior de una faja de los libros Blackie. En la de Everett, la primera que cayó en mis manos y que me hizo ver con seguridad que los libros en papel nunca dejarían de existir, te puedes encontrar: covers de los Eels, una bio de Mark Oliver, detalles de la barba del cantante o un camafeo de su perro, además de una foto formato poster si le das la vuelta y miras el interior de la faja desplegada. En la de Ultraviolencia de Noguera (2ª ed) hasta podrás ver un texto único del autor, creado por y para la faja y un poster con sus ilustraciones al darle la vuelta.

No debéis dejar atrás la faja de La conquista de lo inútil de Herzog, creada por David Cauquil para la edición española del diario; incluye recetas, mapas e ilustraciones varias. Por último, os dejo un regalo, el que me motivó a escribir "el post de la faja":


Faja de la 3ª ed. de Ultraviolencia. Miguel Noguera.
Barcelona: Blackie Books, 2011

Atentos al detalle de la faja para la 3ª edición del Ultraviolencia de Noguera. Por todo ello y mucho más, aquí dejo una ofensiva/ opa hostil para el editor: Sr. Jan Martí, ya que se está forrando a cuenta del Noguera y resto de "personajazos" de su catálogo, tenga usted a bien reinvertir parte de sus beneficios en la contratación de algún ayudante editorial, al que le gusten sus libros tanto como a usted [y obviamente hablo de mí]. Mientras esperamos el milagro, disfrutemos de sus fajitas y buenos libros.


Fuentes varias:

Comentarios

  1. Me encantó la faja de "Cosas que los nietos deberían saber". Chris Ware también tiene una faja tremenda en esa obraca que es "Jimmy Corrigan, el chico más inteligente del mundo". De hecho es una historia aparte dle personaje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario