Rabiosamente Salvaje

Así fue la fiesta de Joseph Moncure March, tan salvaje, que acabó por convertir a Burroughs en escritor y a Spiegelman en un devoto gracias al cual las imágenes de la bacanal llegan a nuestros días.

La fiesta salvaje. Art Spiegelman.
Barcelona: Mondadori, 2009

Cuenta Spiegelman en la intro del libro que fue el lomo de este libro lo que le sedujo; dice que "el placer que me proporcionan las librerías de segunda mano es el mismo que un alcohólico encuentra en un bar". Allí, en la librería de viejo, sus ojos se llenaron ante ese lomo compuesto por una tipo años veinte, corrían los setenta. Años después, se encontró con Brurroughs, al que preguntó por el poema y éste le respondió que La Fiesta Salvaje había sido el motivo por el que decidió ser escritor.


Moncure March fue guionista de cine, ensayista y poeta, la última de sus dedicaciones le dio cierta fama por sus extensos poemas narrativos, entre ellos la Fiesta Salvaje. En 1926, tras dejar de trabajar como redactor para The New Yorker, se lanzó a escribir el poema, unos cuantos versos al día eran suficientes para describir la América convulsa de los locos años 20 y el "american way of life" marcado por el ritmo del jazz, los lúgubres vodeviles y el champán o la ginebra de fabricación casera.

En 1928 lo publica Pascal Covici, se publicó una edición limitada de 750 ejemplares que no pudo llegar a ser distribuido en ciudades como Boston dónde fue tachado de "succés de scandale"; el erotismo del poema lo convirtió enseguida en libro prohibido

La fiesta salvaje. Art Spiegelman.
Barcelona: Mondadori, 2009

La fiesta salvaje. Art Spiegelman.
Barcelona: Mondadori, 2009
Spiegelman afronta el reto con trazos coléricos, un entintado en blanco y negro lleno de furia y opresión que nos trasladan a los salones de baile de lo felices años americanos. El texto nos da el resto, nos empuja a compartir las miserias de Burrs y el erotismo y fragilidad de Queenie. De regalo un personaje a la española, La Dolores

La fiesta salvaje. Art Spiegelman.
Barcelona: Mondadori, 2009

La Fiesta Salvaje fue llevada al cine por James Ivory en 1975 y su versión impresa llega por primera vez a España en 2009 de manos de Mondadori. Si os parece, despediremos el post al estilo March, con la misma técnica que se acababan las fiestas salvajes en la actualidad...

La puerta se abrió
y la policia irrumpió


Comentarios