Miedo, tengo miedo

Habitualmente, desde el mismo día en que nacemos, nuestras madres nos elevan a la categoría de "los más guapos", "los más listos" y por qué no, "los más buenos del mundo". En los cuentos, como en la vida real, las mamás de los protagonistas de este post, habrán pensado lo mismo que el resto de las madres del planeta...o no, tal vez actúen bajo el influjo de la honradez y hayan expresado un mea culpa al darse cuenta de que habían traído al mundo a un ¡monstruo! con todas sus letras.

Cada uno a su estilo, todos son malos, muy malos, requetemalos tirando a malísimos. Son cuasi-terroríficos y están dispuestos a hacer lo que sea por asustar, comer o cosas inimaginables. Se ocultan bajo esos pelajes achuchables, pero tras ese manto se hayan unos seres horripilantes, espeluznantes y tremebundos.

No suelen salir en carteles de "se busca", en los telediarios ni en el Suplemento del País, por lo que espero que después de verlos en el post, toméis buena cuenta de sus caras y extreméis las precauciones este verano. ¡Cuidado, be careful, attention!, los malos andan sueltos...


Chivos chivones. Olalla González; il. Federico Fernández. Kalandraka, 2004

El secuestro de la bibliotecaria.
Margaret Mahy; il. Quentin Blake. Alfaguara, 2001

El Tragaldabas. Pablo Albo; il. Maurizio Quarello. OQO, 2006

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza.
 Werner Holzwarth; il. Wolf Erlbruch. Alfaguara, 2005

La señora y el niño. Geert de Kockere; il. Kaarje Vermiere.
Barbara Fiore, 2009

Un culete independiente. Jose Luis Cortés; il. AVI. 2º ed.  SM, 2005

Les cinque affreux. Wolf Erlbruch. Milan Jeunesse, 2008
La casita de chocolate. J. y W. Grimm; il. Pablo Auladell. Kalandraka, 2008

Les trois brigands. Tomi Ungerer. L'ecole des loisirs, 2009

Una pequeña muestra de los villanos, bandidos, brujas, perros cafres o perversas ancianitas que te podrás encontrar "haciendo el agosto" tras cualquier árbol, sobre algún puente o al otro lado de tu ventana. Y recuerda lo que decía el sabio Lovecraft:

"La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido"

Comentarios