Salta, salta, salta pequeña langosta

Si os dijese que se trata de "unos bicho-robots metálicos con cerebro de mosquito, cuerda y su sin fin de energía envasados en un disfraz retrotecnológico de aspiraciones futuristas", ¿pensaríais que estamos hablando de?

Pintacuda Wind up. Diseño Chico Bicalho
© Kikkerland Design

Awika Wind up. Diseño Chico Bicalho
© Kikkerland Design 

Critter Wind up. Diseño Chico Bicalho
© Kikkerland Design

¿Qué os parece? la descripción inicial cobra más fuerza cuando ves las imágenes. Todos son creación de un diseñador de Brasil, Chico Bicalho, responsable de tan pintoresca "bichería"

Chico es un tipo tranquilo, que ha vivido cerca de la Selva en Brasil y hace una vida muy orgánica. Estudió escultura y fotografía, lo que más le gusta hacer en el mundo- ha conseguido grandes oportunidades como la de ser asistente o productor en el estudio de la mismísima Annie Leibowitz-. Adora las Polaroid, las pelis de los Cohen y el bosque.


Durante su estancia en América conoció a los diseñadores Aalto, los Eames, Stark el del super-exprimidor o Frank Gehry. En el año 92 se compró una caja de "taras" de ferretería industrial en una chatarrería cercana a Manhattan. Chico empezó a combinarlas, a toquetear todas esas piezas y de pronto tenía entre sus manos al primero de una larga saga de Critters. Tecnología artesanal, un poquito de metal, un simple motorcito a cuerda y unos detalles de color que le dan más vida.

En muy poco tiempo se colocó en la tienda del Guggenheim y cinco años después ya se habían vendido más de 5 mil bichitos en todo el mundo. Hay unos cuantos modelos, hasta un par de "mobil-home" que no hay hipoteca que las detenga. Atentos...





Son una locura, saltan cojean, se dan la vuelta, chocan y vuelven a empezar y todo con una velocidad delirante!. ¡Larga vida a los juguetes!.

Dónde viven los Critters:

Comentarios