Espacios para la lectura

Según el Manifiesto de la Unesco en favor de las Bibliotecas Públicas, una biblioteca debe ser:

La biblioteca pública es un centro de información que facilita a los usuarios todo tipo de datos y conocimientos.

La biblioteca pública presta sus servicios sobre la base de igualdad de acceso de todas las personas, independientemente de su edad, raza, sexo, religión, nacionalidad, idioma o condición social. 
Debe contar además con servicios específicos para quienes por una u otra razón no puedan valerse de los servicios y materiales ordinarios, por ejemplo, minorías lingüísticas, deficientes físicos y mentales, enfermos o reclusos.
...
UNESCO

Lo cierto es que nunca llueve a gusto de todos, pero cuando se trata de gastarse el erario público para la construcción de un edificio de uso democrático como puede ser la biblioteca, la lluvia cae como "chuzos de punta". El porqué de los pecados es la nueva biblioteca pública de Spijkenisse, Rotterdam apodada desde el principio de proyecto como la Montaña de Libros o Book Mountain, a continuación veréis por qué.

MVRDV Spijkenisse Public Libray. Rotterdam
MVRDV Spijkenisse Public Libray. Rotterdam


MVRDV Spijkenisse Public Libray. Rotterdam

¿Impresionados? como para no estarlo, no solo por la mole de edificio, sino por la falta de criterio a la hora de levantar un monstruo de estas características. Veamóslas:
  • 10.000 m² de biblioteca pública en el centro de Spijkenisse, en Holanda. La biblioteca contará además con instalaciones comerciales, oficinas, auditorio, salas de conferencias y espacios de exposición. 
  • El exterior del edificio presenta una tipología tradicional de granero holandés, en su forma y elección de materiales; como un recuerdo de la historia de la agricultura del pueblo de Spijkenisse, ahora convertido en un municipio suburbano de Rotterdam con un bajo porcentaje de lectores. 
  • En el interior las estanterías de los libros se sitúan en terrazas de distintos tamaños que emergen de igual forma que si los libros quedasen apilados creando una gran montaña. Las terrazas están unidas a través de escaleras para crear un recorrido que gira alrededor de la montaña hasta la cumbre, donde aguarda una vista panorámica de Spijkenisse. 
La montaña de libros está cubierta de un caparazón de cristal, creando un perímetro acampanado, una biblioteca abierta al aire libre. La 'campana' contiene un espacio público con su propio sistema climatizado. La protección solar (similar a la empleada en invernaderos), la ventilación natural y un sistema de calefacción geotérmico proporcionan unas condiciones de confort durante todo el año.La construcción está prevista para Septiembre de 2011. Yo no iré a verla, y no lo digo con pena.

Veréis, los proyectos del estudio de arquitectura que diseñó "la montaña" siempre son espectaculares, el de la biblioteca también, pero a efectos funcionales deberíamos dejarlo ahí. De nuevo, asistimos a otro ejercicio de proyección carente de multidisciplinariedad, porque el equipo de arquitectos dudo que tuviese muy en cuenta los consejos de técnicos bibliotecarios, ¿por qué? porque sino, no hubiese cubierto una biblioteca de tales características de cristal.

Hay normas escritas y no escritas- llamémoslas sentido común- que dicen que por el bien de la preservación del material bibliográfico, el paso de la luz debe ser tenido en cuenta por el deterioro físico que esta conlleva, osea, la luz se "come" los libros, los deteriora y los enferma cuando entra de manera desmedida hacia las estanterías dónde se acumulan, por lo cual, en este edificio, ¿hay lugar para la sombra?. Además de la preservación de los fondos, el acceso a los mismos es deficitario, ¿cómo van a acceder a algunos de ellos aquellos usuarios con problemas de movilidad?- después de subir rampas, escaleras, terrazas....- y por último, la temperatura que se puede llegar a conseguir en un invernadero, es de entender que es buena para frutas, verduras y hortalizas, pero para los lectores mortales como tú y como yo? esto supone un gasto de climatización brutal a lo largo del año.


Sí, sí, que la ciencia ha avanzado mucho y se construyen materiales inteligentes, en este caso, los cristales, pero ¿De qué cantidades de dinero hablamos en inversión y en mantenimiento del edificio?

Por muy previsto que esté, no es justo emplear monumentales partidas de dinero en mantenimiento de edificios, cuando apenas hay para comprar fondos u ofrecer servicios de extensión bibliotecaria- véase el caso de la Xarxa de Biblioteques de Catalunya y el descenso estrepitoso de su presupuesto anual-.

No es que sea una apocalíptica y me hay quedado en un modelo de biblioteca obsoleto u ancestral, no, soy capaz de reconocer la importancia de una buena proyección arquitectónica para la creación de una biblioteca y para muestra, una mercería: La Perla Negra de Copenhage, el CRAI de Zaha Hadid para la Universidad de Sevilla o la nueva Pública del Estado de Barcelona- Ciutadella-...




En fin, juzguen ustedes mismos. Por último, un vídeo que muestra la construcción de la "montaña de libros", cuando la hayan acabado en septiembre, volveremos a repasar el post.
Fuente:

Comentarios

  1. chata..k tu no te enteras, la busqueda de estos pibes..es literallll!!!...es la propia germinacion de la cultura las letras parabolas hiperbolas y todo cuanto alli encuentres...y ya de paso, vas tu..yo..o el vecino..y como patatita seca de nutriente le servimos...eso si, k te kede claro,..si el librillo está en el piso 4, pasillo 15, anakel 23...yo...te espero abajo leyendo el periodico matinal...vos ves!..

    ResponderEliminar
  2. Creo que no estás siendo justa al criticar tan duramente esta biblioteca en concreto, aunque entiendo que los proyectos arquitéctonicos para bibliotecas se lleven una buena lluvia de críticas en general, por no ajustarse a la realidad de los usos que acaban teniendo estos espacios. Algunos puntos sobre los que discrepo?

    - "por el bien de la preservación del material bibliográfico, el paso de la luz debe ser tenido en cuenta por el deterioro físico que esta conlleva" --> ¿de qué clase de biblioteca se trata? Si se tratara de una biblioteca nacional, en la que prima la conservación del material, estaría de acuerdo contigo, pero como afirmas se trata de una biblioteca pública, una biblioteca en la que lo que prima es la difusión del fondo, en la que los materiales obsoletos no tienen cabida. El hecho de hacer bibliotecas especialmente luminosas, también tiene mucho sentido a la que te vas al norte de Europa. Desde un punto de vista Mediterráneo no, pero sí desde el punto de vista de países con muchísimas horas menos de sol de las que disfrutamos nosotros. De ahí que haya muchísimas bibliotecas de cristal por el norte de Europa, aprovechando la escasa luz disponible.

    - "el acceso a los mismos es deficitario, ¿cómo van a acceder a algunos de ellos aquellos usuarios con problemas de movilidad?" --> que una biblioteca sea vertical, o esté organizada en distintos niveles, no tiene por qué querer decir que dificulte el acceso. No será la primera biblioteca con una estructura curiosa (solo por poner un ejemplo, se habló mucho de la "Books Spiral" de la sede central de la Biblioteca Pública de Seattle, en la que los libros de no ficción están colocados en una espiral continua siguiendo la clasificación decimal de Dewey), y hoy en día los edificios públicos son precisamente los que se caracterizan por tener una legislación más estricta en lo que se refiere a accesibilidad.

    - "esto supone un gasto de climatización brutal a lo largo del año." --> Ni soy arquitecta, ni tengo a nadie en la familia que lo sea, pero creo que los propios arquitectos se habrán preocupado de que se trate de un edificio sostenible. Sería insostenible que lo hicieran así en el caso de nuestra biblioteca central provincial, pero repito: hablamos de una ciudad que está a escasa distancia del mar del norte. Creo que no deberíamos criticar sin saber qué planes para la sostenibilidad del edificio han previsto los arquitectos del mismo, y creo que, si han ganado el concurso para su construcción será por algo... me merecen un voto de confianza.

    Estoy de acuerdo en que quizás últimamente se da más importancia al continente que al contenido, y que después resulta que edificios que ganaron concursos y que se inauguraron con toda la pompa del mundo han acabado como en el que trabaja una servidora: llenos de goteras (en una biblioteca... ¡¡en una biblioteca!! - pero creo que tus críticas no son demasiado justas, y que una posición más moderada, valorando pros y contras, sería mucho más adecuada en este caso.

    Espero que no te hayas molestado. No era mi intención. He descubierto tu blog recientemente (a raíz del Somiari :-) y estoy disfrutando mucho con él. Gracias por compartir tus conocimientos con nosotros!!

    ResponderEliminar
  3. Estimada SFER:

    Gracias por tu comentario, el blog se alimenta de ellos por lo que con el tuyo, seguro que no moriremos de hambre.
    Obviamente, como técnico bibliotecario que he trabajado como tú en Bibliotecas Públicas y Centros de Documentación, discrepo de tus puntos de discrepancia.
    Sin ir más lejos y poniendo de muestra alguno de tus puntos, cojo uno que me ha gustado más que los demás: " la sostenibilidad del edificio la han previsto los arquitectos del mismo, y creo que, si han ganado el concurso para su construcción será por algo..":
    La Biblioteca Pública del Estado Infanta Elena de Sevilla, tuvo como ganadores del proyecto a 2 arquitectos, Cruz y Ortiz, ambos andaluces, conocedores de temas tan importantes como el clima de su propia propvincia...."si ganaron fue por algo" acabó en un gasto no esperado para cubrir todo el acristalamiento con el que hicieron buena parte de la fachada de la biblioteca, puesto que era imposible "mantener frescos" a los lectores- no había pasado ni un año de su apertura cuando comenzaron los cambios...
    En fin, me alegra saber que disfrutas de los contenidos del blog y espero seguir viendo tus comentarios.
    Gracias, es un placer compartir.

    ResponderEliminar
  4. Bueno... en España el problema que tenemos es que muchas veces nos queremos parecer al norte sin ser conscientes de que el clima no acompaña... y muchas veces el dinero disponible (y que los políticos están dispuestos a invertir) tampoco. Vienen de Dinamarca, del Reino Unido, de Bélgica, etc... a hablar de sus bibliotecas aquí, y a nosotros se nos cae la baba y queremos hacer lo mismo sin pensar que, quizás, lo mismo no sería lo mejor.

    ResponderEliminar
  5. buenas...me ha interesad este mismo rincón...me sumo y humildemente opino..tienes razón Sfer, no hay k hacer juicios a la ligera..aunke a veces la ligereza es por afine natural del camino...sí, los cristales son buen elemento para pescar luz mas en este espacio piramidal donde se abarcaría un ángulo grande del recorrido del sol..pero ojo..digo..hay redes k pescan de forma indiscriminada..no toda luz es buena para leer, ni para disfrutar imagenes, por eso las salas de exposiciones cubren sus ventanas con stores.
    y k sucede con las temperaturas, ya sean altas o bajas, y k sucede con las vistas, y el recogimiento y los rincones y la introspección.
    personalmente creo k las mejores formas de captar la luz son las trampa de luz..son ese rayo k inside en esa superficie con esa textura con ese color k en conjunto refractan la luz ambiental generando ese estado .....resultando una historia de infinitas posibilidades...
    además los grandes acristalados son banketes exuverantes del todo k esta afuera con la diferencia enorme k carecen de brisa y sonido reales...prefiero las mil y una ventanas y ventanitas donde me recrean infinitoos encuadres del todo.
    pero en fin los chicos arquitectos sabran......yo solo hacedora de sencillos nidos...

    ResponderEliminar
  6. También estoy de acuerdo contigo, Pitu Pais: yo prefiero los lugares recogidos y la luz íntima para sumergirme en un buen libro... pero las bibliotecas públicas cada vez se alejan más de ese modelo, cada vez buscan más la proyección hacia el exterior que no el recogimiento de su interior. Ese es un modelo que ya no se contempla cuando se piensa en una biblioteca pública (a no ser que se rehabilite algún espacio existente y, por lo tanto, haya que trabajar con lo que hay). Personalmente, también considero que es una lástima que así sea... me gustan las bibliotecas que proponen rincones escondidos de lectura. Ese rincón que crees que solo tú conoces. De esos había muchos en la biblioteca en la que estudiaba cuando estaba en la universidad, aunque me consta que también ha cambiado mucho desde entonces...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario