Andy, Andy

Si hablamos de Andy, una nube de conceptos se precipita en nuestra cabeza: pop-art, Velvet Underground, la Factory, Campbell's Soup, Basquiat, el Studio 54... pero no siempre se habla de la excentricidad de Warhol en su faceta ilustrada, que también la tuvo.

Cuando Andy era adolescente, allá por los 30, cogía fotos de revistas, las recortaba y les daba color a sus celebrities favoritas, como Shirley Temple o Mae West y después las pegaba en un álbum que releía sin cesar- ésto sería el germen de la serialización de sus retratos pop- . En los 80, cuando ya contaba más de 50 años, el marchante suizo Bruno Bischofberger le encargó un proyecto con pinturas concebidas para el público infantil. Warhol, motivado por la frescura de la propuesta tomó como referencia una vieja colección de juguetes de lata; de repente había llenado un montón de lienzos de coloridos gatos, perros, peces o loros. Cuando se expusieron por primera vez en 1983, fueron colocados sobre una pared pintada por él y las láminas estaban a la altura de los ojos de los niños, objetivo del proyecto del artista.

Otra de sus demencias un tanto infantiles fue la obsesión por el coleccionismo, materializada a través de la creación continua de "Cápsulas del Tiempo", ¡hizo más de 600!. Cogía cajas de cartón y ponía dentro fotos, dibujos, objetos curiosos y todo aquello que le parecía especial como para compartirlo con los habitantes del futuro...en fin, Warhol.

Este post, recoge un invento próximo al álbum ilustrado que se publicó a finales de los 90 en Estados Unidos, se trata de la serie Yum, Yum, Yum. Os lo ilustro:


Yum, yum, yum. Andy Warhol.


Yum... viene a ser algo similar a un folleto, con un estilo que clasificaron de "emborronado" compuesto de unas cuántas láminas de 14x 15, acompañadas de curiosos y divertidos comentarios. Algunos de sus dibujos fueron publicados por el propio autor en forma de folletos (así, Yum, yum, yum, sobre la comida, Ho-Ho-Ho sobre la navidad y Shoes... sobre los zapatos), aunque la publicación de estas ilustraciones como libro no se produjo hasta 1995 cuando Warhol llevaba ya 8 años muerto. ¿Quién escribió los libros entonces? Obviamente Warhol no.

Yum, yum, yum. Andy Warhol.
La Fundación Warhol, con ayuda de varios documentalistas hizo una búsqueda por palabras en los archivos del artista y rescató enormes cantidades de dibujos y bocetos que él mismo coloreó para los folletos de los que hablaba anteriormente. Fue entonces cuando el gran Rizzoli de Nueva York llenó sus ojos de dólares al estilo Gilito al imaginar todo ese material publicado, que aunque no concebido como un libro- y menos infantil-, se vendió para pequeños, mayores y coleccionistas.

Shoes, shoes, shoes. Andy Warhol.

Andy Warhol
So cute para los amantes del arte, del diseño y de la moda. Finalmente me gustaría añadir que el año pasado se subastaron en Bloomsbury varios dibujos que Warhol realizó a finales de los cincuenta para una coleción de libros: Best in Children´s Books publicada por Doubleday Book Club. La protagonista de las ilustraciones era una gallinita roja.


Fuentes:



Comentarios

  1. Con esto me has conquistado aún más,si esto fuera posible...¿Pueden conseguirse esas joyas editadas por Rizzoli?en el 'Andy Warhol giant size' de Phaidon vienen algunos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario