La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 17 de julio de 2016

El paseo de Sándor Bortnyik y Albert Sixtus

Además del famoso crac con la devastadora caída del mercado y el descubrimiento de la penicilina por Fleming, 1929 fue un año glorioso para la LIJ. Poco sabemos de Die Wunderfahrt (algo así como el paseo milagroso) un curioso y sorprendente álbum ilustrado, o lo que es lo mismo, una inflexión en la obra del artista y grafista húngaro Sándor Bortnyik.

Nada que les diga les dará una idea aproximada del libro que traigo en esta entrega. Un auténtico tesoro del grafismo del primer cuarto del XX.

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Un libro para niños con ilustraciones originales e inusuales del pintor húngaro. De las dos tintas propias de la cartelería Bauhaus, Bortnyik rompe su paleta habitual para dejarnos boquiabiertos con un libro infantil en el que el color y la forma lo son todo: tonos luminosos, brillantes, personajes geométricos aparentemente sencillos pero con infinidad de detalles y por supuesto un apego a la filosofía de la Bauhaus que es inconfundible. Un libro de 48 páginas, veinte de ellas ilustradas y ¡cómo!. Vean:

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Bortnyik(1893-1976) fue miembro de la Bauhaus, aunque mostró cierta reticencia a ser identificado con el colectivo artístico, y dejó una extensa huella gráfica en el mundo de la cartelería, los anuncios publicitarios (fue el grafista responsable de la imagen del antiguo papel de liar Modiano) y por supuesto en la pintura.

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Die Wunderfahrt. Albert Sixtus; il. Sándor Bortnyik. Leipzig: Alfred Hans Verlag & Dietrich and Sell, 1929

Por otra parte, los sencillos versos que daban musicalidad a las imágenes de Bortnyick fueron obra de Albert Sixtus (1892-1960), un archiconocido autor de literatura infantil y juvenil alemán que obtuvo gran fama con su libro Häschenschule, un clásico de la LIJ alemana (1924) que ha sido traducido a múltiples idiomas (a nuestro país no llegó, no busquen en el ISBN) y que estaba muy en la línea de su colega británica y amante de los conejos, la señora Potter.

El ilustrador del libro, Sándor Bortnyik fue un punto fundamental para el desarrollo de la vanguardia húngara. En 1913 comenzó sus estudios de arte en Budapest, atraído por el estilo pictórico de los fauves.

Sus relación con la Bauhaus y los movimientos constructivistas dieron como fruto obras no figurativas con un fuerte predominio de la arquitectura. A partir de 1924 comenzó a interesarse por la representación de escenas satíricas y solo un año después, de vuelta a Hungría, montó un taller y volvió a dedicarse al diseño de carteles. A mediados de los años treinta, Bortnyik volvió a retomar la pintura influido por un grupo de artistas socialistas formado en Budapest. Durante los años siguientes, como profesor y director de la Academia de Bellas Artes de Budapest, publicó diversos libros y revistas.

Y hasta aquí el maravilloso paseo, pero maravilloso, sin duda; lo de milagroso...habría que verlo.

4 comentarios:

  1. Extraordinario tesoro. El racionalismo de la Bauhaus está presente hasta en los más mínimos detalles.
    Muy buen reportaje.
    Un abrazo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. ¿Pieza curiosa, eh? sobre todo cuando le ponemos fecha. Me alegro de verte, o saberte leído ; ) un abrazo y refrescos o helados.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Cuánto me gusta compartir tesoros : ) A mí también me encantó.
      Un saludo fresquito e ilustrado hacia Vic!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...