La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 1 de mayo de 2016

Zig-Zag has grown!

I don't wanna have to shout it out
I don't want my hair to fall out
I don't wanna be filled with doubt
I don't wanna be a good boy scout
I don't wanna have to learn to count
I don't wanna have the biggest amount
I don't wanna grow up
I don't wanna grow up. 
Ramones


Todo lo que empieza con una canción de Ramones acaba bien. Eso es así. Y no, no es que me niegue a crecer, a mí la vida me llegó así de pequeña, yo me niego a hacerme mayor, como bien decían Joey, Johnny, Dee Dee y Marky.

Pero inevitablemente, cuando hablamos de hacerse mayor, pensamos en envejecer, en cómo el paso del tiempo hace mella en nuestros envoltorios. Hablando del paso del tiempo, pronto se cumplirán 4 años de la llegada del primer ¡Oh! ¡Un zig-zag! a la Pequeña Ciudad, aquel fanzine tan salado del ilustre Sr. Ladrillo que nos hablaba de rectas, verticales, horizontales y curvas sinuosas ¿lo recuerdan? ¡cómo olvidarlo! Pues bien, el caso es que se nos ha hecho grande, ¡sí! el fanzine ha crecido para convertirse en un fabuloso álbum que incluye nuevas páginas, nueva encuadernación y sobre todo viene con enormes ganas de colarse en todas las estanterías de los amantes de la ilustración. Hagan sitio entre sus baldas que llega ¡Oh! ¡Un zig-zag!


¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016

¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016


Porque el Zig-Zag de Ladrillo ha crecido en manos de la nueva editorial madrileña Silonia, una casa editorial que hasta el momento ha conjugado en su catálogo obra de ilustradores y artistas contemporáneos junto con la recuperación de clásicos como los del húngaro László Réber o de la americana Dahlov Ipcar.

La editorial apuesta por esta pieza de Ladrillo, como herramienta para introducir a los más pequeños en la forma y el color a través de una aproximación intuitiva a las principales preocupaciones del arte contemporáneo, algo que si duda se hará efectivo en el momento que cualquier lector sostenga entre sus manos este álbum de 21x21 con el que seguro quedarán prendados. Veamos algo más del sinuoso mundo a cinco colores de ¡Oh! ¡Un zig-zag!


¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016

¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016

¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016

¡Oh! ¡Un zig-zag!. Antonio Ladrillo. Madrid: Silonia, 2016

¡Ondular! ¡Ondular! ¡Ondular! eso es lo que da ganas de hacer este libro, convertirse en una de sus líneas llenas de color y ponerse a serpentear por la vida adelante ¿No les apetece? bueno, si son ustedes menos danzarines pueden quedarse en horizontal, descansando. Hay para todos, hasta para los más cotillas, que podrán reunirse para señalar sin disimulo mientras los amantes del riesgo permanecen haciendo equilibrios. Pero da igual lo que les cuente, lo que tienen que hacer es sumarse al viaje de ¡Oh! ¡Un zig-zag! y embarcarse en una estupenda aventura de formas y colores que marcará su ilustrada vida.

Y es que sin duda, estamos ante un año muy ladrillero, ya que acabamos 2015 con el fantástico A wonderful world publicado por Apa Apa, seguimos con el recién comentado Zig-Zag de Silonia y esto no acaba aquí, ya que los italianos Nortari acaban de publicar otro fantástico álbum del alicantino llamado Montagnes. No pierdan de vista a Mr. Brick, porque guarda muchas sorpresas entre sus botes de pintura, sorpresas de color con las que los amantes y apasionados del mundo ilustrado satisfarán sus exquisitos paladares. Mientras tanto, disfrutemos de estas joyas y vitaminicémonos para lo que está por venir.

Lo dicho: que ustedes lo ondulen bien... ¿o lo zigzageen?; da igual, hagan lo que hagan, pongan un Ladrillo en sus vidas.



Todo sobre las líneas inquietas y colores crujientes en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...