La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 26 de enero de 2016

Ladrillo's wonderful world

A veces las cosas no son lo que parecen. Decía Wilde que "nada se parece tanto a la ingenuidad como el atrevimiento" y de un personaje ingenuo, además de atrevido- quizás debiéramos decir valiente- va nuestro relato ilustrado de hoy.

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015


A... wonderful world! (los puntos suspensivos, léanse en modo dubitativo) es un pequeño libro del inigualable Antonio Ladrillo que recientemente han publicado los inquietos Apa Apa cómics con
 formato diminuto, un soporte que hace honor al protagonista del relato. Aparentemente el lector que lo abra para hojearlo, se topará con un relato muy tierno, lleno de sensaciones, un montón de cosas lindas y sencillas expresadas con dibujos muy básicos, y colores primarios. Todo ello hace pensar en A wonderful world como uno de esos libros de sentimientos y emociones tipo Me gusta de Natalie Fortier ¿recuerdan? algo así como un tratado de pequeños placeres que en lenguaje de adultos describió fantásticamente Philippe Delerm en su libro de relatos El primer trago de cerveza. Pero mejor, véanlo ustedes mismos.

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

Este muchachete tan majo disfruta de la naturaleza en total libertad, descubriendo los colores, las diferentes formas de sus pobladores, la importancia de tener cerca un amigo fiel, etc, en resumen, podríamos decir que es un "rey de las cosas pequeñas" y si me apuran, un pequeño Supertramp al que Thoreau estaría más que orgulloso de apadrinar en alguno de sus tratados. El caso es que sin querer aguarles la fiesta, y teniendo en cuenta el arranque del post, llega el momento de hablar de cosas que también son naturales, como la vida misma; cosas que no son tan lindas, cosas que duelen y que por hipocresía o una mala educación la sociedad tiende a ocultar, a guardar bajo la alfombra. Aguarden. Mientras piensan en esto que les digo, traten de ver con otros ojos las imágenes que voy a mostrarles:

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

A... Wonderful world!. Antonio Ladrillo. Barcelona: Apa Apa, 2015

¿Qué creen ustedes que pasa por la cabeza de un niño que es capaz de admirar el concepto de una gran familia a través de un enjambre? ¿Y de uno que piensa que los mosquitos comen estupendamente y gratis? ¿Por qué creen que un niño podría tener envidia a un caracol porque allí donde va lleva una casa? 

Sintiéndolo mucho, y sin ánimo de hacer spoiler de este fantástico trabajo de Ladrillo, A...wonderful world! nos habla de una realidad a la que la lij, la ilustración y la sociedad en general tienden a dar la espalda. Que si pobreza infantil, que si abandono, que si desnutrición, términos que nos hemos acostumbrado a escuchar en el telediario mientras templamos nuestras panzas sin pudor y que en ocasiones, si nos resultan muy molestos, les ponemos solución cambiando de canal o cerrando el periódico.

Este trabajo es sin duda un libro valiente, comprometido y sobre todo claro como el agua que cantaba el Camarón. Un libro que no tiene miedo a decir la verdad sobre los miles de atropellos que está sufriendo la infancia en el planeta y más en días como los actuales, días en los que vemos a padres agolparse en las fronteras para salvar el futuro de sus criaturas (aún a costa de dar por perdido el suyo); vemos a niños que juegan entre ruinas de ciudades bombardeadas o campos de refugiados; niños que no consiguen llegar a tierra firme y mueren de hipotermia en las malditas balsas, etc. Niños: el futuro de un planeta mezquino gobernado por adultos que no saben pensar en el mañana.

A... wonderful world! es un SOS ilustrado que simplemente pretende enseñar sin pudor verdades que forman parte de nuestro día a día. Un libro modesto, sin pretensiones pero con verdades como puños de las que todos aquellos que educan deberían tomar nota para saber cómo hablar de todo lo que rodea a los pequeños que tienen cerca.

Es un placer saber que tras el boom ilustrado, hay dibujantes con compromiso (y no me refiero a los que se curan en salud convirtiéndose en "Je suis Charlie", o "Je suis Bataclan" por un día), de acción directa como en el caso de Ladrillo o Cavolo, o como lo hicieron en su tiempo Tomi Ungerer, Maya Angelou o Janosch.

Y hasta aquí el wonderful world que no es tan wonderful como debiera y que no lo será mientras demos la espalda a realidades como la que Ladrillo nos narra en este libro tan fabuloso. ¡Ah! y enhorabuena a Apa Apa por seguir con este gran catálogo de pequeñas joyas.

Más wonderful Ladrillo& sus ladrilladas en:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...