La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Tony Sarg: America's Puppet Master

Había una vez una canción que decía algo así como Tirí-tiriti, Tirí-titero.... no espero que la recuerden, aunque si lo hacen, posiblemente se den cuenta de que la melodía está totalmente fuera de lugar; en cualquier caso, de titiriteros va este escrito, de uno en concreto, el America's Puppet Master: Mr. Tony Sarg, el hombre de los globos.

Antonio Federico Sarg, más conocido en el mundo de los globos como Tony Sarg fue un pionero en el mundo de las marionetas y decimos marionetas por llamarlas de algún modo, ya que una figura superior a los 40 metros de alto poco o nada tiene de marioneta ¿no creen? pues así eran las creaciones de este artesano de los personajes de helio que sobrevolaron las céntricas calles de Nueva York en los años 20 y 30 del pasado siglo.

¿Saben ya de quién les hablo? por si les quedaba alguna duda, les presento A Sarg


Tony Sarg. Goodyear Hangar (circa, 1920) 

Y es que todo en la historia de este hombre y sus magníficas marionetas voladoras está lleno de literatura. Pero vayamos poco a poco. No tienen curiosidad por saber qué lleva a un tipo de proporciones "humanas" a crear los bichos más grandes del mundo? ¿era tal su ansia de jugar?¿qué suerte de megalomanía sufría? pues la respuesta a esto es una suma de tres factores: la imaginación desbordante y amor por el cartoon de Sarg, la celebración del día de Acción de Gracias y la campaña publicitaria de Macy's (los grandes almacenes neoyorkinos considerados "la tienda más grande del mundo" durante décadas).

El caso es que Macy's -la tienda de la Sexta avenida, esquina con la 14- ataviada con una estrella en su logo (curiorífico, curiorífico, ¿saben de dónde sale la estrella corporativa? pues de un tatuajes de su fundador, que se hizo en la adolescencia cuando trabajaba en un barco ballenero de Nantucket ¿he dicho ballena? ¿he dicho Na
ntucket? Melville y yo, yo y Melville, la constante) encargó a Sarg que preparara un gran espectáculo, algo que saliera del escaparate, algo especial con sus magníficas marionetas para el desfile anual de Acción de Gracias, pero ¿por qué? pues porque era una manera de captar futuros clientes para su tienda, familias que se reunían para celebrar la festividad se echarían a la calle para ver tal espectáculo, convirtiéndose en potenciales clientes de la tienda de la que todo el mundo acabaría hablando. Y vaya si funcionó.

Antes de ponernos en la calle a dejarnos llevar por la magia de los globos, deberíamos saber quién era Tony Sarg. Aunque guatemalteco de nacimiento, Alemania fue su país natal. Era hijo de diplomático y su familia cambiaba de residencia con asiduidad, algo que marcó la vida de Sarg, quien poco después de Alemania se trasladó a Inglaterra y de allí, por amor, acabó en Cincinnati. Su madre coleccionaba marionetas, y quién le iba a decir que de ser uno de sus hobbies, estos juguetes acabarían convirtiéndose en un oficio profesional que arrancó a principios de los años 20. Y ya que estamos y sabemos de dar vida a muñecos ¿por qué no animarlos? Miren lo que Sarg hizo en 1921 ¡Una animación sobre el circo!




El caso es que con el soporte de los grandes almacenes y con la inestimable colaboración de Bil Baird- su mayor fan y el que sería el heredero de su arte- comenzó a trabajar en el desfile de Macy's dando vida a enormes personajes de helio que procesían del mundo de la literatura infantil o la animación, a los que por sus proporciones (+/- 40 metros de alto) y capacidad de movimiento dieron en llamar upside-down puppets. Los globos de Sarg, o como el los llamaba "marionetas del cielo", sacaron a miles de familias neoyorkinas de sus casas para presenciar el desfile de Acción de Gracias, algo que con los años se convirtió en un verdadero espectáculo llegando a alcanzar una audiencia de más de tres millones de personas- recuerden que hablamos de la década de los 30-. Solo podrán hacerse a la idea de tal movilización cuando conozcan la obra de Sarg. No pestañeen.




Los desfiles de Macy's de Acción de Gracias comenzaron en 1924 y originalmente participaban en él empleados de de la tienda y animales del zoológico de Central Park. Al principio se le conocía como el Desfile de Navidad de Macy, pero en 1927 fue renombrado como desfile de Acción de Gracias, y esa variación era el primer paso hacia un cambio que acabó por convertir el desfile en un evento imprescindible de la historia americana; ese año se sumó al desfile Tony Sarg con sus globos.

Tony Sarg Bil Baird en el estudio, 1930

El primer globo del desfile de Macy's fue Félix el Gato. En ese primer desfile de Sarg los globos se inflaron con aire y en los siguientes ya se usó helio; estaban hechos de caucho, no como los actuales, que son de poliuretano. Una vez que acababa el desfile los globos, eran liberados al cielo, algo que sin duda provocaba pérdidas, para lo cual los almacenes Macy's establecieron una recompensa de 50 dólares para aquellas personas que los recuperaran sanos y salvos hasta 1932, año en que los globos fueron considerados un peligro para el tráfico aéreo- los pilotos comerciales trataban de capturarlos por la recompensa mientras descuidaban su pilotaje....en fin, un peligro.

Desfile de Acción de Gracias. Grandes almacenes Macy's 

Félix el gato por Tony Sarg, 1927

Tony Sarg

Tony Sarg

Tony Sarg

Homenaje a Collodi de Tony Sarg

La bestia de Nantucket de Tony Sarg, 1937

La bestia de Nantucket de Tony Sarg, 1937

Félix el gato, Pinocho, la bestia de Nantucket, Humpty Dumpty u Olivia la de Popeye son solo algunas de las caras conocidas que Sarg convirtió en gigantes de helio y paseó por los cielos de Nueva York hasta finales de los 30, en el 39 estaba casi arruinado, ya no era tan innovador y además contaba con una selecta competencia a la que él mismo había formado en sus estudios (entre sus ilustres alumnos estuvo Jim Henson, creador de los Muppets- Teleñecos en España)

Poco después llegó la segunda guerra mundial y el desfile fue suspendido de 1942 a 1944 porque el caucho y el helio eran necesarios para la guerra: máscaras de gas, balsas, tanques, etc todo llevaba goma ¡America needs your scrap rubber! y así llegó el fin de los globos de Sarg.

La tradición se retomó, y ha seguido hasta nuestros días, en los 60 empezaron a aparecer la figuras de Disney, y en las últimas décadas ha habido otros conocidos de helio como Snoopy, los Rugrats, Pokemon.... El desfile sigue siendo un clásico para ir en familia.

Hace unos años, la autora e ilustradora americana Melissa Sweet publicó Balloons Over Broadway (premiado con su correspondiente Medalla Caldecott), la historia ilustrada de Tony Sarg y sus globos gigantescos sobre el cielo de Nueva York, una narración de collage y acuarelas que cuenta al lector la pasión y el amor de Sarg por su trabajo como titiritero.

Para finalizar el post, les dejo una ilustración del mismísimo Sarg en la que con mucho color invita a las familias neoyorquinas a salir a la calle y disfrutar de la llegada de la navidad en medio de sus globos gigantes de helio ¿cómo no iba a batir récords de audiencia? una publicidad infalible ¿no creen? no sé porque, pero a mi esta secuencia me recordó mucho a las tiras de Winsor McCay... ahí lo dejo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...