La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 6 de octubre de 2015

Luz de gas

Y en este caso nada tiene que ver con Ingrid Bergman ni con el hecho de hacer creer a alguien que que está viviendo en pura paranoia, algo irreal; irreal tal vez sí, por la factura, pero todo a su debido tiempo. Les llamo y se lo cuento...

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización. Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [Seix Barral], 1974

Esto sí que es una auténtica llamada de atención ¿no les parece? supongo que habrá causado en ustedes el mismo efecto que causó en mí, y se dirán: con este tono ¿cómo no cogerlo? exactamente lo mismo que pensé yo mientras caminaba un día por la calle cuando estos colores me sorprendieron en el suelo.

No pude evitarlo, me paré en seco, vi estas tintas impresas sobre un viejo folleto apaisado y allí me quedé pasmada. Me incliné, lo recogí, le di la vuelta ¡et voilà! miren ustedes que joya de la publicidad de los 70.

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización. Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [Seix Barral], 1974

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización. Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [Seix Barral], 1974

Ni más ni menos, un folleto de 1974 de la Compañía Catalana de Gas y Electricidad (editado por Seix Barral para la empresa) que explicaba como bien dice su subtítulo, consejos prácticos, pros y contras del uso del servicio de gas en los hogares españoles. Un mundo de ventajas, en definitiva, salvo que usted Usuario, no se adecuara a la Norma e hiciera algún chapú para instalarlo ahorrándose la visita de un lampista o instalador autorizado. Para entonces, usted ya tenía responsabilidades.

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización. Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [Seix Barral], 1974

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización.
Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [
Seix Barral], 1974

¿Cómo funcionaba? pues presten atención. Después de hojear el folleto no le quedará duda alguna y lo que es mejor, no sufrirá ningún percance si sigue al dedillo estos consejos básicos de seguridad que además le permitirán ahorrar energía- fíjense, años 70 y ya nos hablaban de sostenibilidad y eficiencia energética, qué paradoja; cosas de sentido común que parece que aún no hemos aprendido como "no seque la ropa sobre la caldera", "no use más agua caliente de la que necesita", "no deje escapar el gas mientras enciende la cerilla" "aisle las ventanas" etc.

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización.
Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [
Seix Barral], 1974

El gas en casa: consejos prácticos para su mejor utilización. Catalana de Gas y Electricidad. Barcelona: [Seix Barral], 1974

En mi opinión es un folleto espectacular, que poco o nada tiene que envidiar a los folletos franceses que grandes ilustradores como André François hacían en los 60 para empresas como el laboratorio farmacéutico Beaufour (el caricaturista hizo un librito sobre males y remedios llamado Les Rhumes, que Delpire reeditó hace unos años como ilustrado infantil).

El caso es que poco o nada se sabe del artífice de estas ilustraciones y maravillosa selección de tintas. En sus más de 170 años de historia la compañía ha crecido al mismo ritmo que lo ha hecho el mundo de la publicidad, así, a mediados del XIX se veían ya las primeras manifestaciones gráficas que consistían en tarjetas de felicitación para los operarios y faroleros. Ya en el XX, durante el primer cuarto, aparecieron los primeros anuncios en revistas y se montó la primera tienda exposición con estilo art decó en pleno centro de Barcelona con la intención de captar clientes; poco después se echa mano de cómicos e ilustradores, serán los que expliquen de manera didáctica a los usuarios cómo funcionan los aparatos de gas en el hogar y después llegó la fotografía, la televisión y en la actualidad ya saben ustedes.

Uno de los dibujantes que tuvo gran relevancia en las campañas de la Compañía Catalana de Gas fue Joan García Junceda, ilustrador al que la APIC dedica su premio anual.

Y hasta aquí el apartado de economía doméstica e ilustrada de la Pequeña Ciudad. Como remate, les dejo uno de los consejos, el que me ha parecido más elocuente de todos:

"El calor del sol no cuesta nada. Deje que sus rayos entren en su casa"


Fuentes energéticas:

2 comentarios:

  1. Qué maravilloso folleto!! Vaya suerte que tuviste ;)

    ResponderEliminar
  2. Si te fijas en la Nube de Tags, hay una etiqueta que se llama Biblioteca de la Calle. Ahí verás un catálogo de las joyas que me he encontrado abandonadas.
    La pobreza de unos...

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...