La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

La fonda del sol

Nuestro diccionario dice que una fonda es un : " Establecimiento público, de categoría inferior a la del hotel, o de tipo más antiguo, donde se da hospedaje y se sirven comidas". En realidad, si preguntan a cualquier joven de poco más o menos de 20 años por la palabra fonda, es posible que se topen con la respuesta ¿qué? ¿cómo? ¡holaquéhase?!; en definitiva, fonda es una palabra que ha pasado al cajón del desuso, ya que paulatinamente se ha visto superada por conceptos como hostal, youth hostel, apartahotel e incluso otros proyectos hosteleros más pretenciosos tipo "ciudad de vacaciones". A diferencia de la acepción que la palabra fonda tiene en nuestro país, en los países de América latina, este vocablo se usaba para designar: "Puesto o cantina en que se despachan comidas y bebidas" o sea, ¡que vivan los bares! y a esta acepción fue a la que uno de los monstruos del diseño del Mid Century se aferró para dar vida a uno de los garitos más súper-chulos (hablando en términos de diseño) que hubo en NY en los 60.

Bienvenidos a la cantina de Alexander Girard, ¡Bienvenidos a la Fonda del Sol!


La Fonda del Sol. Alexander Girard. NY, 1960

Allá por los 60 había un restaurador americano que era lo más de lo más ¿por qué? pues porque se rodeaba de grandes arquitectos y diseñadores para crear locales fuera de órbita. Se llamaba Joe Baum y fue la cabeza pensante y artífice de bares como el Four Season (si han visto Mad Men sabrán lo difícil que era conseguir allí una mesa) o el Windows on the world de la torre norte del WTC. Supongo que inspirado por el Mambo y el Cha Cha Chá, tuvo la genial idea de abrir una fonda- no a la española, sino al estilo latino- en el edificio Time-Life de Manhattan, un bar de inspiración latina en el que poder tomarse un margarita o comerse unos nachos en plena gran manzana, rodeado de diseño por todos los costados.

Baum fue el inventor del restaurante temático La Fonda del Sol, inspirado como decía antes en la cultura popular de América Latina, y para darle vida contó con el más rutilante de los diseñadores del momento: Alexander Girard- que a su vez, no quiso dejar de contar con sus mejores amigos, el matrimonio formado por Charles y Ray Eames-.

Alexander & Susan Girard para Herman Miller

Girard diseñó todos los detalles del restaurante La Fonda del Sol, incluyendo menús, cajas de cerillas, vajillas y los azulejos de cerámica de la pared; entre el mobiliario, sillas giratorias edición especial de la pareja Eames. Creó más de ochenta motivos solares diferentes para la imagen de marca, imágenes que finalmente se integraron en la decoración de todo el restaurante. Gracias a toda esta parafernalia interiorista, La Fonda no tardó en convertirse en el garito mainstream de la Gran Manzana.
Pero pasemos a tomarnos algo. Invita la casa.

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Nada al azar, todo milimétricamente controlado: la vajilla de cerámica, la carta y papelería, los uniformes de los camareros, ese mural de lleno de tipos sobre la pared de la parrilla. No olvidó nada. Y yo tampoco quiero olvidar otro detalle de excepción. Una herramienta de marketing infalible de la época además de una referencia ineludible del cine americano en lo que a averiguar pistas se refiere- ¡la de amantes que han sido descubiertas/os por culpa de las cerillas!. Lo dicho, el detalle de las cerillas y el porta-cerillas de cerámica que coronaba el centro de mesa; creo que junto con las que diseñó Saul Bass, son las cajas de fósforos más bellas que jamás he visto.

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Alexander Girard. La Fonda del sol. NY, 1960

Estarán de acuerdo con la redactora en que este es el típico local al que si van, no pueden evitar salir sin llevarse un souvenir ¿no? - todos llevamos una Marnie dentro, confiesen- pues en eso pensó Girard para lo que diseñó un montón de cajas de cerillas, una formidable tarjeta de visita para todo aquel que pasaba por La Fonda y sugería a sus amigos el típico "tenéis que ir".

El local cerró hace muchos, muchos años - creo que el local sigue siendo un restaurante, pero ya nada que ver con la idea de Baum & Girard- pero los diseños de la Fonda siguen siendo una de las imágenes vintage más evocadoras del diseño del Mid Century.

Alexander Girard murió en 1993 y solo cinco años después, su querida esposa Susan, quien legó al Vitra Design Museum todos los fondos de su colección y el contenido del estudio que tenían ambos (dibujos, prototipos, muestras textiles, etc).

Actualmente los amantes del diseño pueden seguir disfrutando de sus trabajos gracias a la labor de empresas como Vitra, House Industries, que ha recuperado sus fuentes tipográficas o sus míticos belenes; también la editorial californiana Ammo Books, que ha publicado varios libros para público infantil y adulto. No se pierdan el libro para colorear, un ejemplar que ha conservado todo el sabor de La Fonda del Sol.

Alexander Girard Coloring Book. California: AMMO Books, 2014

Espero que hayan disfrutado de este rincón de Manhattan. Obviamente la compañía lo es todo, y creo que junto con Girard y los Eames a la mesa, el banquete en La Fonda del Sol ha debido ser de las experiencias más placenteras del mundo. Salud y buen diseño.


Más fondas en las que parar:

4 comentarios:

  1. Jajaja! Eso es porque no conocen "la fonda el sopapo", como lo llama mi madre!

    Qué sitio más bonito, me hubiera encantado ir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja

      En mi casa y n boca de mis madre era Hotel Sopapo!! Creo que comparten generación

      Jajajaja

      Eliminar
  2. Muy bonito, no conocía este trabajo de Girard. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Puri, por visitar la fonda y la Pequeña Ciudad

      Salud

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...