La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 16 de junio de 2015

Welcome to Frostville!

Hola amigos, hoy dejamos la Pequeña Ciudad de P para trasladarnos unos cuantos kilómetros colina arriba hasta llegar a un pueblo singular donde los haya: Frostville. Frostville de los Frost de toda la vida, patrimonio de la humanidad ilustrada y cuna de gente ajetreada es la tierra imaginaria en la que volcó todas sus pinturas el ilustrador británico Daniel Frost, un especialista en la creación de mundos imaginarios -algo que le une a Italo Calvino por eso de las urbes imaginarias, pero que le separa visualmente del italiano en que éste las proyectaba transparentes y el británico no puede añadirles una paleta más llamativa y brillante-.

Daniel Frost, natural de Staffordshire aunque residente en Londres, es uno de esos ilustradores frescos y llenos de talento que se inspira en las cosas cotidianas, en el día a día para llevar a sus lectores a mundos imaginarios a través de personajes pintorescos construidos a base de formas sencillas y colores crujientes. Frost de Frostville creó hace poco más de un año Atop a hill in Frostville, un hilarante álbum ilustrado basado en una carrera bizarra a través de un pueblo propiciada por la persecución de un perro a un gato; el perro sale de paseo con su dueño, en su trayectoria se cruza un gato y a partir de ahí empieza la locura ¿quieren revivir la odisea? ¿están en su sano juicio? pues ¡adelante!, suban a lo alto de la colina y dará comienzo el correteo.


Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

Atop a hill in Frostville. Daniel Frost. Portland: Little Otsu, 2014

OMG ¿todavía respiran? desgraciadamente, ésta que les narra la historia ha perdido ya su aliento y es que no es para menos. Todo parecía estupendo: un día formidable, sol, tranquilidad en las calles y ¡zasca! se cruza el gato y comienza la locura. El baile de personajes es del todo carnavalesco: el cartero con las piernas largas y arqueadas como una portería de fútbol ve como chico gato y perro pasan por debajo, un extraño caballero de larga barba circula en burbuja ante la atónita mirada del policía municipal, un extraño pescador de botas se sienta en el puente sobre el río, y un hombre que espera el bus pierde el peluquín por la honda expansiva que el zarpado gato desprende al saltar sobre su cabeza...¡que estrés! ¿cómo puede desatarse tal caos por el paseo de un perrete? pues miren ustedes, con los animales, nunca se sabe, o como diría Einar Turkowski: Estaba oscuro y sospechosamente tranquilo.

Hilarante, emocionante, desternillante, fresco ¿se le puede pedir más a un álbum sin palabras? ¡a su primer ilustrado! Daniel Frost ha pasado con creces la barrera de la timidez editorial con este fabuloso libro, publicado por los no menos fabulosos editores de Portland Little Otsu- una pequeña casa editorial independiente que desde 2002 publica maravillas de papel, fanzines y libros ilustrados de las características del que acabamos de ver- y que yo conocí gracias a la no menos fabulosa librería Ti Pi Tin de Londres.

Frost ha hecho trabajos para clientes con C mayúscula como el New York Times o Nike y ha expuesto sus trabajos en galerías de Londres, los Ángeles o Copenhagen y ha sido galardonado con un Oberon por las ilustraciones de su interpretación de Los viajes de Gulliver, otra joya que no deberían perder de vista.

Para finalizar este viaje apasionante entre los colores, las formas y el desbordante imaginario de este rey de las cosas poco-comunes les dejo una ilustración que Daniel Frost creó para un ejercicio de motivación propio al que llamó:  "painting-a-day project", una herramienta para crear ilustraciones y no dejar de dibujar ante el vacio creativo que en ocasiones se le plantea al ilustrador al enfrentarse a un gran trabajo. Tomen nota ilustradores...


Traten de localizar al primo hermano de este conductor entre los ciudadanos de Frostville.

Daniel Frost



Si quieren seguir conociendo el trepidante mundo de Frost:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...