La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 15 de junio de 2014

El teatro de las letras

Como colofón a la temporada primaveral, el teatro de la Pequeña ciudad se complace en presentarles una pieza teatral singular donde las haya: un teatro de letras. Los lectores asistentes tendrán el privilegio de disfrutar por primera vez en español de una obra cumbre del universo tipográfico: Las Alfazetas, o cómo nació la primera palabra, uno de los grandes enigmas de la humanidad que les será revelado durante el transcurso del acto.

A continuación, la ficha técnica de esta comedia divina:

Escenografía y Figurines: Milton Glaser
Guión: Shirley Glaser
Iluminación: la bombilla
Dirección del coro: Shirley & Milton

Con todos ustedes, el artífice de la obra

Milton Glaser. Autoretrato, 1976

Milton & Shirley Glaser son otra de esas parejas de diseñadores que, a cuatro manos, al igual que Paul & Ann Rand, Enzo y Iela Mari o Walter y Naiad Einsel recalaron en el mundo de la LIJ dejándonos piezas asombrosas como esta que nos ocupa: Las Alfazetas, una divertidísima visión tipográfica del alfabeto. Álbum infantil para unos, catálogo tipográfico para otros, es en definitiva un libro original con vocación de entretener a pequeños y mayores ¡Y vaya si lo consigue!

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Prepárense para asistir a la presentación de 26 estrellas de la tipografía, cada cual más rutilante. Las hay para todos los gustos: con serifas, sin serifas, modernas-modernetas o egipcias. Respecto a su temperamento, decirles que todas son puro carácter, así nos encontramos con una K descontrolada que zarandea la vida a patada limpia; una N que es de todo menos optimista o una W que es más listilla que la wikipedia...de todo como en botica.

Pero tanto hablar, tanto hablar y las Alfazetas aún no han sido capaces de decir ni una sola palabra!? De acuerdo, es hora de empezar la función. Acomódense en sus butacas y permanezcan atentos al escenario. ¡Arriba el telón!

[¡Clic! Una luz se enciende y el escenario se inunda de amarillo]


Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Es la A, la primera en aparecer en escena. Es apabullante, una Aurora que hace despertar al alfabeto, la cabeza de pelotón de 25 familias tipográficas que aún están por llegar. Pero sigamos atentos, ya que poco a poco el escenario se irá llenando de toda esta panda descontrolada de letras, que además de tener su minuto de gloria sobre el escenario, poco o nada saben de por qué están allí. Y así van llegando: 

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Al principio todo va bien, que si hola, que si qué tal, que si tú de quién eres, pero a medida que el escenario se va llenando de astros, los egos empiezan a chocar; menos espacio, más roces, más protestas y esto acaba como el rosario de la aurora.

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014
Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

El desconcierto, las quejas y el barullo hacen que la situación se vuelva insostenible encima del escenario. Todas ellas, muy suyas, no se preocupan nada más que de sí mismas. Alzan la voz, no dejan de quejarse, ¡están indignadas y a punto de rebelarse! La K no deja de dar patadas, xenófoba X no deja de llamarles pamplinas, alguien pisa a la gigante G y la hiperactiva H dando saltos de acá para allá no ayuda nada, créanme, me atrevo a decir que no hace nada más que sacar de quicio a todo al que se le acerca...De repente, la oscuridad y el silencio se apoderan del escenario deteniendo el kaos.

Tras unos segundos, una pequeña ráfaga cruza al escenario al grito de ¡Hágase la luz! En ese momento ocurre algo maravilloso, inesperado, ¡insólito! Las letras se habían puesto de acuerdo, habían comprendido el porqué de su existencia y juntas, formaban un gran equipo. Ya no eran una simple camarilla tipográfica, habían aprendido a trabajar en grupo y con ello obtuvieron algo que les permitiría comunicarse sin tirarse los trastos a la cabeza. Habían creado la primera palabra (word, para la edición original, y verbo, un sinónimo que no repite letras en su traducción al español)

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Y colorín, colorado, parece que se ha acabado, pero no. Tras el relato, los lectores se encontrarán una parte fundamental de toda la historia en la que se describen las 26 letras del reparto con nombre y apellidos. Miren, por ejemplo ésta:

Karateka K ganó 15 kilos de peso a base de Kellog's y kakis para encarnar a un agente de la KGB y maestro de kung-fu retirado que regenta un karaoke en Kiev en Karate Kid 6

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Hay que ver qué elenco, ¡menudo es el reparto! que por si fuera poco viene acompañado de las imágenes y familia tipográfica de cada una de las actrices: Bodoni, New Gothic, Perpetua o Torino y así hasta 26.

Así es como acaba el cuento de Las Alfazetas, o la aventura épica de 26 letras que consiguieron que el lenguaje visual y el verbal bailaran con la sincronía de un reloj suizo.

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Shirley y Milton Glaser hicieron 3 cuentos juntos (él ilustró alguno más para otros autores como Cats and bats and things with wings, un libro de poemas de Conrad Aichen, al que el New York Times eligió como mejor libro juvenil en 1965). Los de la pareja son: If Apples Had Teeth, 1960; The Alphazeds de 2003 y The Big Race: Starring Tommy Tortoise and Harry Hare! de 2005.

Para aquellos que descubren el trabajo de los Glaser, contarles que el señor Milton, con su estilo psicodelia, fue fundador junto a Seymour Schwast del famosisisímo estudio Push Pin de Nueva York y poco después de la revista The New York Magazine. Y sí, efectivamente, es el padre de uno de los logos más famosos del planeta: I Love NY.

Shirley, también procede del ramo de arte & diseño, es además fotógrafa (no se pierdan las fotos que hizo por Europa a finales de los 50) y una de las artífices de la revista Visual Arts Gallery. Vive con Milton y sus dos gatos, a caballo entre NY y Woodstock.

Y hasta aquí Las Alfazetas de los Glaser, una obra originalísima a la par que divertida con la que sin duda aprenderán el alfabeto de una manera diferente. Un nuevo título de Los cuentos de la cometa que hará compañía al fabuloso Henri viaja a París de Saul Bass o al espectacular ¡Libros! de John Alcorn & Murray McCain.


Glaser, Alfazetas y demás familia tipográfica en:


2 comentarios:

  1. Hombre, yo supongo que a las fechas "20013" y "20015" que aquí aparecen les debe pasar algo raro, ya que no imagino que entre las habilidades del autor figure el proyectarse tan adelante en el futuro. Le bastará con las que sí tiene, habilidades, que no son pocas por lo que se ve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Anónimo

      Espero que haya disfrutado de la lectura del post, supongo que sí lo ha hecho porque le ha dejado de muy buen humor

      A veces ocurre que las máquinas y los dedos de los que redactan cometen errores de calibre histórico, como en este caso en que los protagonistas se precipitan hacia un futuro incierto.

      Espero que pueda perdonarme, que descanse tranquilo sabiendo que el error ha sido enmendado y que Dios le conserve su valentía y sentido del humor.

      Que tenga un buen día!   

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...