La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 8 de octubre de 2013

For Alison, forever ago

Con permiso de Justin Vernon arrancamos el post de hoy; le hemos suplantado a Emma por Alison. Alison, que ¿Quién es Alison?, que ¿de qué Alison estamos hablando?.

Porque una imagen vale más que mil palabras: Alison (multiplicada por 6)

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

Así es como se presenta Alison, la hija de William Wondriska en el libro de 1963 All by myself, una pieza didáctica de valor incalculable, por la capacidad de transmitir a los lectores de Alison la importancia de ser independiente y activo. ¡Adiós, mamá! ¡Adiós, papá! ya sé y puedo hacer cosas por mi cuenta, y además me gusta... más o menos Alison cuenta esto, pero con más gracia y con la gráfica de su padre. Resultado, un tesoro bibliográfico y una pieza de diseño de coleccionista.

Así que aviso para paters y maters! ( francamente necesario para abrir los ojos a los padres "apegados" , a los de la sobreprotección) este álbum, un híbrido de diseño y fotografía es fundamental entre vuestros "libros prácticos" ilustrados. Es una buena receta para motivar a los nenes a que sean más independientes.

Pero ¿queréis saber todas las cosas que es capaz de hacer Alison? os advierto que esta chiquilla es un no parar, un saco de pulgas, ¡nunca se está quieta!. En esas de moverse, Alison puede sorprenderte en lo que a medios de transporte se refiere; si va a visitarte no te asustes si aparece en un barco, en un avión o hasta en un cohete. Le encanta viajar...


All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

Se ve que Mr. W. Wondriska confía en Alison, por eso ella puede hacer cosas por su cuenta como subirse a la parte más alta del columpio, ir sola o casi sola en el bus del cole, subirse a un elefante o construir un puente... ella es así.

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010
All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

Y claro, el tiempo pasa, uno se va haciendo mayor (que no siempre grande), aprende a contar hasta veinte o treinta y crece por sí mismo gracias a sus experiencias, al afecto y a la confianza. Alison creció. Creció tanto que ya no cabía en las guardas (mirad el antes y el después)

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

En los 60, usando un nuevo concepto de abstracción, William Wondriska- diseñador americano del XX-, ilustró 11 libros infantiles, entre ellos 123 A book to see (1959) , o A long piece of string (1963) un álbum sin palabras y a dos tintas en el que las imágenes abstractas que se nos presentan por medio del hilo, van dando vida a objetos cotidianos, o All by myself (1963), el retrato de una niña que crece, su propia hija,

El icono del diseño hace los libros para ella y la mismísima Alison es la que da el OK a su padre con los textos, o al menos así lo hizo en All by myself. No hay mejor tester, si no recordad el artículo de la CREAN Dibújame un cordero.

Todos los libros de Wondriska van má allá de la pura experiencia lectora, porque en el libro siempre se implica y motiva el uso del resto de sentidos, si no decidme si no habéis tenido ganas de tocar y tirar del hilo en A long piece o no habéis escuchado los sonidos del The sound of things retumbando en vuestra cabeza ¿lo recordáis?


All by myself. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2010

¡Cuánto le gustan las trompetas a Wondriska! y también la tipografía, de la que nos regala un festival a doble página de mayúscuas y minúsculas, o una gran mancha negra por medio de un bloque de texto que grita ¡Shout!. La tipo es parte indispensable de la narración.

Y hasta aquí nuestra tarde con Alison "culete independiente", que como su amigo el lijero César Pompeyo, tiene a sus padres locos -por motivos direfentes, ¡de acuerdo!-. En el caso del señor Wondriska, la caída de baba por su Alison le llevó a retratarse junto a la pequeña en medio de las ilustraciones de All by myself. Lo siento, no pongo la imagen, así el libro seguirá conteniendo sorpresas.

Wondriska & Familia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...