La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 2 de junio de 2013

Kô et Kô ¡alé, alé!

María Helena Vieira da Silva fue una pintora portuguesa cuya trayectoria giró en torno a la investigación del espacio y la forma en la pintura, siendo una de las representantes de la corriente denominada "paisajismo abstracto". Sus obras se componen por medio de arquitecturas oníricas, que se sirven del color y la línea para configurar perspectivas imposibles; estos trabajos, generalmente los desarrollaba a través de series de un mismo motivo: ciudades, bibliotecas, ajedreces...

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Lisboa (formación que simultaneaba con la de Anatomía en la Escuela de Medicina) y en 1928, a la edad de 20 años, se trasladó a vivir a París donde comenzó a estudiar escultura y otras vías del campo de la pintura. Allí amplió su círculo artístico y conoció al pintor húngaro Arpad Szenes, con quien contrajo matrimonio solo dos años después.


Fotografía de María Helena Vieira da Silva y Arpad Szenes en su estudio de París

Vieira da Silva no solo trabajó con óleo y temple, su producción también incluye piezas de grabado, ilustración editorial, diseño textil y diseño de vidrieras. En este punto nos detendremos, concretamente en el de la ilustración de libros, ya que además de ilustrar libros de Marie-Catherine Bazaine o el poeta René Char, María Helena ilustró en 1933 un álbum infantil, Kô et Kô: Les deux esquimaux.

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Este libro de Chandeigne es la reedición del publicado en 1933 por la Galería Jeanne Bucher (del que se hizo una edición limitada de 300 copias), diseñado e ilustrado por Maria Helena Vieira da Silva en colaboración con el poeta Pierre Gueguen. Kô et Kô es la historia de dos esquimales...

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Una enorme cabeza blanca con dos azulejos azules a los lados, es además de la cabaña de los dos esquimales, el punto de partida de una surrealista aventura. El libro narra la jornada de dos esquimales que deciden dar una vuelta al mundo (un viaje iniciático similar al de Pequeño Oso y Pequeño Tigre de ¡Qué bonito es Panamá!, o a Henry, protagonista del álbum ilustrado por Saul Bass), en el transcurso del viaje se encuentran con pingüinos, osos, focas, aves gigantes, un caballo de seis patas y hasta dos ángeles.

Cada página lleva una ilustración elaborada con stencil; en las alternas se intercala el texto manuscrito de Pierre Gueguen con la página ilustrada, que funciona como una especie de escenario teatral en el que recrear la aventura gracias a unos personajes recortables que encontrarás troquelados en el interior del libro.


Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Kô et Kô: les deux esquimaux. Pierre Gueguen; il. María Helena da Silva. París: Chandeigne, 2005

Una vez que recortas, pliegas y dispones a los personajes en las páginas del libro, tendrás ante ti un enorme decorado; se trata pues de un juego y un pequeño teatro que hacen del álbum algo más allá de un instrumento de lectura. Kô et Kô es una herramienta efectiva para iniciar a los pequeños lectores en el mundo del arte o la poesía y una pieza artística de valor incalculable para aquellos adultos apasionados de la pintura contemporánea.





Serigrafías
del álbum Kô et Kô, de María Helena Vieira da Silva

Personajes recortables del álbum Kô et Kô, de María Helena Vieira da Silva

María Helena da Silva fue una viajera incesante, a veces por fuerza mayor- como cuando en 1940 se embarcó rumbo a Brasil por la proximidad de la guerra- hasta que en 1956 se le otorgó la nacionalidad francesa y residió allí, con escapadas frecuentes a Lisboa, hasta 1992, año de su fallecimiento. La vida de la pareja fue llevada al cine en 1978 por Jose Álvaro Morais, en el documental Bicho, Ma Femme Chamada.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...