La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

sábado, 4 de mayo de 2013

Savignac le moustachu: "le tout et rien d’autre"

Raymond Savignac affichiste. Tomasz Walenta , 2005.
Centre de design-UQAM. Université du Québec à Montréal 

Raymond Savignac, o simplemente Savignac, iba para ciclista y acabó convirtiéndose en uno de los cartelistas europeos más famosos del XX.

El dibujante del bigote nació en París en el año 1907. Allí, pasó sus años de infancia correteando en medio de las mesas del bistró familiar, un pequeño restaurante para trabajadores del que eran propietarios sus padres. El pequeño Raymond observaba durante horas todo lo que allí sucedía, y después lo llevaba al papel a través de sus dibujos; allí aprendió a dibujar, a fumar y a jugar al billar entre otras muchas cosas.

Fue a la escuela hasta los 15, momento en el que decidió empezar por su cuenta la carrera de dibujante. Sus comienzos fueron duros, tediosos, basicamente se dedicaba a dibujar y colorear mapas de buses para la Compagnie des Transports Parisiens. En 1925 se unió al estudio de animación de Robert Lortac, donde realizaba anuncios publicitarios- estilo dibujos animados- para el cine. Copiaba los carteles de los referentes de la época, como Cassandre o Colin, para introducirlos en el mundo del cine; este trabajo le llevó a meterse de lleno en el arte del cartelismo.

Con Cassandre se topó de frente en el 33, momento en el que el joven Savignac pidió al diseñador ucraniano que diera una valoración sobre sus trabajos publicitarios. La respuesta fue un encargo, acompañado de la invitación para formar parte del selecto club de la Alianza Gráfica (a Cassandre le entusiasmaban sus personajes cómicos). A partir de ese momento trabajaron juntos hasta 1938, año en el que Cassandre emigra a EEUU y Savignac se pone a trabajar de maquetista en la imprenta Draeger Frères. Estalla la II Guerra Mundial y deja su oficio habitual para convertirse en cartero.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, en Francia se vive una nueva era de optimismo y consumismo. Este cambio en el estilo de vida implica una imperiosa necesidad de imágenes, carteles, publicaciones, etc. Es el momento en que Savignac es descubierto por el agente de publicidad Robert Guérin (encargado de las campañas de L'Oreal y Monsavon). En 1948 realiza el cartel que le dio la llave al reconocimiento y la fama.


Raymond Savignac. Monsavor, 1948

 "Yo nací a la edad de cuarenta y un años, de las tetas de la vaca Monsavon"

Así hablaba el propio Savignac del cartel y su impronta. Para el dibujante, el proceso de creación fue sencillísimo, dice que se limitó a pensar" en una pastilla de jabón y en una vaca lechera", et voilá, éste fue el resultado. A partir de aquí los encargos eran incontables, le llovían exposiciones y no había revista especializada en la que no se hablara de él. Algunos de sus clientes: Bic, Mazda, Orange, Vespa, BP...

Raymond Savignac. Pepsi-cola

Raymond Savignac. Mazda, 1963

Raymond Savignac. BIC, ca.1961

Raymond Savignac. Bic, ca.1960

Raymond Savignac. Olivetti, 1953

Raymond Savignac. Dop, 1953

Raymond Savignac. Pingouin, 1958

Raymond Savignac. Vespa, 1970

Raymond Savignac. Yoplait, 1965

Tras el apogeo de los 50 y 60 llega una época de declive al mundo publicitario, cambian los soportes y la televisión lo es todo. Savignac no comparte esta manera de ver las cosas, siente que ha habido una deshumanización en la manera de transmitir ideas. Para rebelarse contra esta sociedad que le ahoga, lleva a cabo el proyecto Savignac. Défense d’afficher, una especie de manifiesto en forma de 24 láminas a través de las cuales muestra su desacuerdo e indignación con la sociedad contemporánea (la casa editorial Delpire tomó ocho de ellas para publicar una edición de bibliofilia con tirada de 500 ejemplares numerados). Roland Barthes le dedicó un texto en el que se refería a las imágenes del cartelista como una “pequeña enciclopedia de la modernidad”.

Savignac. Défense d’afficher, 1971

A partir de este momento el cartel de Savignac dejó poco a poco de ser publicitario y pasó a convertirse en un soporte de información cultural. En 1979 abandonó París para mudarse a Normandía, donde pasó el resto de su vida. Algunos de los carteles de la nueva era.

Raymond Savignac. Cartel para la exposición de la AGI en París, 2001

Raymond Savignac. Musée de l’air et de l’espace. París, Le Bourget, 1985

Raymond Savignac, 2000
Raymond Savignac

Savignac falleció en 2002 en Trouville-sur-Mer. De los 50 años de carrera dejó un legado gráfico que asciende a más de 600 carteles entre otras muchas piezas.

El fauvismo, el surrealismo, Charles Chaplin o Magritte, son solo algunas de las referencias que influyeron en la concepción de las piezas de este singular cartelista francés, un diseñador que ejecutó a la perfección el mensaje publicitario por medio de figuras simples sobre fondos casi vacíos, grandes manchas de colores planos y por supuesto humor, mucho humor. 

Retrato de Savignac por  Robert Doisneau. Paris, 1950

Raymond Savignac, el hombre del método "todo y nada más", es otro de los grandes cartelistas que no podía faltar entre los ilustres vecinos de la Pequeña ciudad de P. 

Fuentes y más Savignac:

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...