La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 7 de mayo de 2013

¡Pulgas!

Las pulgas son al verano lo que los guiris a Barcelona, un universo de visitantes incontable. Pero en Barcelona, y hablando de pulgas, hubo un tiempo en que éstas se convirtieron en un símbolo de la industria editorial. Corrían los 50 y el editor catalán Germán Plaza (uno de los socios de Plaza & Janés) puso en marcha una colección que marcaría un antes y un después en la historia del libro en nuestro país: nacía la Enciclopedia Pulga.

Verso de la portada de un ejemplar de la Enciclopedia Pulga de G.P. Ediciones

Verso de la portada de un ejemplar de la Enciclopedia Pulga de G.P. Ediciones


Como reza la página del verso, la Enciclopedia Pulga era una colección de pequeños ejemplares 10'5 x 7'5 cm que contaba entre sus títulos con obras de autores como Poe, Stevenson, Tolstoi, etc- "publicará los mejores libros del mundo"- a precios populares (comenzaron costando 1 peseta media y después pasaron a 2 y media, como el ejemplar que aparece en el post).

GP publicó en casi una década (del 52 al 59, año de creación de Plaza & Janés) cerca de  400 títulos bajo el epígrafe de Pulga, todos ellos muy dispares pero con lectores de todos los gustos, la editorial catalana pudo complacer a todos sus seguidores, que no contentos con los libritos, tenían la posibilidad de decorar su hogar con un mueble-biblioteca para tan singulares piezas bibliográficas. Atentos


Mueble- biblioteca para la Enciclopedia Pulga de G.P. Ediciones

Un excelente mueble a medida para los pequeños libros, que ofrecía la posibilidad de crecer, en función de los libros adquiridos- IKEA, no era nadie en nuestro país por entonces, pero GP supo transmitirnos la esencia del mobiliario sueco con su invento "tan sencillo que se pueden agregar los pisos que se quieran".

Los libros de la Enciclopedia Pulga son ahora pequeños tesoros de coleccionista, disponibles en tiendas de lance, librerías de viejo o algún que otro mercadillo. Además de sus dimensiones particulares, la apariencia de estos pequeños libros era llamativa por la ilustración de sus cubiertas, todas ellas firmadas por Coll (el ilustrador e historietista catalán Alejandro Coll).

La Enciclopedia Pulga, una pequeña e invasiva muestra de la literatura de quiosco que tanto ayudó al fomento y promoción de la lectura en plena posguerra.


De Pulgas & Fuentes:

2 comentarios:

  1. Fantástico, integración de las artes. Editores, diseñadores, carpinteros, decoradores, todos trabajando juntos para conseguir una
    obra total.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, eso si que fue una obra coral!. El mueble era espectacular, al igual que los benditos croissants de La Seca. Pedro y yo te agradecemos infinito la recomendación, nos encantaron!!

    Abraçada y Salud!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...