La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

miércoles, 17 de abril de 2013

Brecht Evens, un belga de mancha y capa

¡La crisis! algo de lo que probablemente no habéis oído a hablar en los últimos años, ha azotado con dureza el mundo de la edición de cómic. Se tiran pocos ejemplares, se publican proyectos sobre seguro y se compran pocos ejemplares. Entono el mea culpa, yo soy de las que no puede mantener el ritmo de compra de antaño y he hecho que crezca más mi wish list que mi propia biblioteca. Desde hace unos años, hay dos títulos que tengo en primera línea de orden: Duelo de caracoles de Pere Joan y Sonia Pulido y Un lugar equivocado del belga Brecht Evens. El primero lo saqué de la biblioteca en préstamo, el segundo lo ansío, como Smeagol: mi tesoroooo! Todo se andará...

Mientras tanto, un repaso a Un lugar equivocado- que le valió un premio en Angoulême 2011 y una nominación al Eisner- y otros trabajos del genial Evens. Demos un paseo entre sus benditas manchas de color.


Un lugar equivocado. Brecht Evens. Madrid: Sins Entido, 2011

Un lugar equivocado. Brecht Evens. Madrid: Sins Entido, 2011

Un lugar equivocado. Brecht Evens. Madrid: Sins Entido, 2011


Un lugar equivocado fue el primer cómic del belga que se publicó en España, el que nos dio a conocer el trabajo de Evens. Se trata de una obra coral, que mezcla realismo y sueño a golpe de color: cada personaje tiene un color diferente y sus diálogos, en lugar de aparecer dentro de un globo, aparecen escritas del mismo color que el personaje. Es una especie de retrato social que gira en torno a los deseos, las miserias y el día a día de los jóvenes, un retrato en el que es sencillo verse reflejado.

Brecht Evens
Brecht Evens aún promocionaba su éxito en Angoulême cuando ya tenía sus manos comprometidas en una nueva obra: Making of, publicada al igual que la anterior en nuestro país por Sins Entido bajo el título de Los entusiastas. En esta ocasión el autor, influenciado por la pintura medieval, el acuarelista Burchfield y los trabajos de David Hockney, nos narra una historia sobre el mundo del arte, pero desde la campiña, ya no hay edificios como en la anterior, ahora la naturaleza lo inunda todo, y el color vuelve a ser el liberador de emociones y sentimientos de cada uno de sus personajes.

Los entusiastas. Brecht Evans. Madrid: Sins Entido, 2012

Los entusiastas. Brecht Evans. Madrid: Sins Entido, 2012

De nuevo emplea la técnica de dotar a cada personaje con un color, superpone sus figuras, convirtiéndolos casi en seres invisibles, desdibujándolos en función del guión. Una técnica con rasgos más claros, con mayor manejo del espacio...genialidades varias de un dibujante de tan solo 25 años. El propio Evens declaraba en una entrevista de promo de Un lugar equivocado:

"Todavía tengo problemas para controlar mis guiones, así que me siento afortunado cuando uno funciona bien. De todas formas, este cómic lo publiqué originalmente en 2009, y creo que desde entonces he mejorado en este aspecto"

Me fascinan los dibujos de Brecht Evens, son imágenes llenas de energía, como las de ATAK o Blexbolex- de los que se declara fan-, que además hace que evolucionen en cada trabajo, poniendo a sus personajes en situaciones más complejas y en atmósferas cambiantes. Brecht maneja al dedillo la psicología del color, algo que por sí solo encandila a los lectores de sus viñetas.

Además de los cómics, Evens dedica buena parte de sus horas de trabajo a la ilustración editorial, haciendo colaboraciones para diarios como el NY Times o el alemán De Morgen. Algunas de sus aportaciones.

Brecht Evens para el New York Times

Brecht Evens para el diario belga De Morgen

Brecht Evens es un joven autor belga que viene del mundo de las Bellas Artes (pasó por la Escola Massana e intercambió piso con la ilustradora/historietista Clara Tanit, la de Wassalon). Sus referentes no son Will Eisner o Harold Foster, sino el arte pictórico de vanguardia. Dicen de él que es un fiestero y por ende un tipo dormilón, aunque sus dibujos nos pintan a un tipo despierto, con la mente clara y una frescura en su técnica que le llevan a convertirse en el nuevo Hergé del cómic belga.

Otras ilustraciones que no quiero dejar atrás

Brecht Evens

Brecht Evens

Brecht Evens

Brecht Evens para La Cruda

Su paleta es adictiva, uno no se cansa jamás de observar sus dibujos. Algunos gozan del privilegio de verlos a lo grande, cada día, de camino a casa o a la oficina; los envidio, envidio a los ciudadanos de Amberes...




Después de este aluvión de color, movimiento y emociones, me retiro a ordenar las líneas de mi wish list; a partir de este post, la lista comenzará por la E de Evens; es lo justo.

Más Evens:

2 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla! ¡No conocía este barrio!

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso no, the next! es un reketecrack. Afiliémonos a su color, dejémonos llevar por su movimiento y seguro que ni nos enteramos de la crisis...qué capacidad ¿no? Rendida a sus pinceles

    Abraçada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...