La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

jueves, 14 de marzo de 2013

¡Wondriska a la vista! y al oído...

Los libros nacen, crecen, se reproducen y en ocasiones mueren. Cada día asistimos a la presentación de cientos de libros, vemos como las mesas se llenan de montañas de novedades y desgraciadamente, son pocos los que vencen y persisten en una estantería como fondo de librería.

Desde hace unos años, algunas editoriales recuperan de viejos catálogos títulos que a pesar de contar medio siglo entre sus páginas, mantienen la misma chispa con la que fueron concebidos años atrás. La obra gráfica de muchos diseñadores como Paul Rand, Bruno Munari, Saul Bass o William Wondriska está recogida en cientos de manuales de diseño en todas las lenguas imaginables, pero todos ellos contaban en su haber un valioso tesoro que no aparecía en estos tratados: todos habían creado libros infantiles. Pues bien, editores como Corraini, Chronicle Books o Universe, han recuperado títulos de estos autores para sus colecciones infantiles, reposicionando estas obras en el lugar que merecen y convirtiéndolas en piezas únicas de la literatura visual, al alcance de todos.

Como reza el título del post, nos detendremos en la figura del diseñador americano William Wondriska y una de esas grandes reediciones de las que hablábamos anteriormente. Es un placer presentaros The sound of things = Il suono delle cose, un excelente entrenamiento & entretenimiento para la vista y el oído.


The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012 (Pattern de las guardas)

The sound of things comenzó a gestarse en 1955, poco antes de que el diseñador fuera llamado a filas. Para entonces William Wondriska desarrolló la idea, la diseñó e incluso llegó a imprimir 70 copias que repartió entre familiares y amigos. Mientras el diseñador cumplía su servicio en Korea, uno de los pocos agasajados con el libro pensó que este debía llegar a más gente, por lo que en un acto de "ardiente admiración" envió su ejemplar al Children's Book Show que organizaba el American Institute of Graphic Books. The sound of things fue seleccionado entre los 75 libros mejor diseñados, formando parte de la exposición de 1957.

La edición que veis en el post es ligeramente distinta de la original, de la que el propio Wondriska cree que aún más apasionante que la de los 50, convertida en la actualidad en pieza de coleccionista. Antes y ahora, el libro es un festival de dibujos, colores y letras. Veamos como suena The sound of things


The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

Las instrucciones de uso de este álbum son bien sencillas; primero se presenta el objeto y a su derecha la página se llena de letras que representan las onomatopeyas con las que se transcriben los sonidos de esos objetos. Si alguna vez te has preguntado cómo suenan las tijeras o cómo suena el ventilador y no has sabido decirlo con una palabra, este es tu libro.

Wondriska se sirve de un diseño minimalista para componer el libro, que le resulta muy eficaz para exponer los conceptos e imágenes que pasan por la cabeza de un niño, estimulando con sencillos dibujos su imaginación. Sus libros suelen narrar historias simples, audaces y atemporales.

Como no podía ser de otra manera, todo gran acontecimiento debe tener un broche de oro, un final a la altura. El
 de The sound of things es uno de esos grandes finales...

The sound of things. William Wondriska. Mantova: Corraini, 2012

Wondriska creó 11 álbumes infantiles, entre ellos A long piece of string de 1963 (al que dedicamos una entrada hace un año) o 123 A book to see de 1959, ambos posteriores a The sound of thingsLa reciente edición del libro tiene unas dimensiones de 22 x 22 cm., con encuadernación en rústica. Para su lanzamiento, la casa editorial italiana montó un book trailer en el que podréis ver un poco más del interior del álbum. Aquí os lo dejo.





The sound of things, un libro que resonará en tu cabeza para el resto de tu vida ilustrada.

2 comentarios:

  1. Un libro precioso para compartir con mi hijo. Nos lo vamos a pasar bomba. Gracias (una vez más) por tus geniales recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro alucinante, la tipografía y el color lo llenan todo...si a tu little le gustan los libros de sonidos, este va a dejarle boquiabierto!!

      Salud y a disfrutarlo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...