La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 4 de diciembre de 2012

Sheila Hicks, la mujer de la fibra sensible

Artículo sobre Sheila Hicks en Wallpaper

Sheila Hicks nació en Hastings, Nebraska, y se graduó en Yale. En 1957, tras finalizar sus estudios en Yale, recibió una beca Fulbright para pintar en Chile. Fue en América del Sur donde Hicks desarrolló su interés por las fibras; fundó talleres en México, Chile y Sudáfrica, y más tarde en Marruecos e India.

En sus comienzos, Hicks pasó tiempo estudiando los textiles precolombinos de Perú y las técnicas tradicionales mexicanas de tejido a mano. A mediados de los 60 probó diversos métodos industriales para ampliar la escala de sus producciones. Sus trabajos, entre la escultura y la performance, son una suma de fibras, líneas y color, algunos la describen como "la artista que construye con el color y piensa con la línea".

Dejemos que sus lianas nos enreden.

Sheila Hicks. 

Sheila Hicks

Sheila Hicks. Lianes de Beauvais, 2011

Sheila Hicks. Oracle from Constantinople, 2008-10

Sheila Hicks. The Silk Rainforest, 1975

Sheila Hicks. May I have this dance


Sheila Hicks. Retrospectiva

Instalación para Target's headquarters, Paris

Desde los 60 ha vivido y trabajado en París y Nueva York. Sus obras se encuentran en museos como el Metropolitano y el Moma, el Museo de Arte Moderno de Tokio, el Centro Pompidou o el Stedelijk Museum de Amsterdam.

Cuaderno de notas de Sheila Hicks. Retrospectiva.

Hicks es un icono del diseño textil, una mujer que consigue unas esculturas de color inconfundibles y unas instalaciones únicas. Sheila Hicks, una mujer que sin duda tocará tu fibra sensible.


Fuentes y más:

4 comentarios:

  1. Me encanta que hayas descubierto a Sheila Hicks, es una de mis artistas textiles preferidas. Tengo un libro de 1976 sobre su obra, te lo enseñaré.
    Es una contemporánea de Ester Chacón que igual que ella tiene mucha obra textil y de otra artista, Aurèlia Muñoz que hizo en sus inicios muchos tapices.
    Pero te recomiendo sobre todo a Teresa Lanceta y a la obra de primera época, los tapices inspirados en las alfombras marroquies.

    ResponderEliminar
  2. Su trabajo es fascinante, no se como llegué a ella, pero me quedé prendada de sus instalaciones. Veré el libro encantada : )
    Deu Deu

    ResponderEliminar
  3. Es sensible, sus sensibilidad es muy diferente de la de Ester Chacón, ésta me pareció que tenía más sustancia espiritual y la Hicks me parece que tiene más sustancia gastronómica: chorizos, butifarritas, chistorra, tripas, rábanos, tallarines, aunque tembién encontramos otras manifestaciones menos alimenticias pero también muy cotidianas: rastas de niña rica, cablado de telefónica, confetti de una noche loca.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  4. Me encanta eso de "rastas de niña rica" ; )

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...