La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

martes, 2 de octubre de 2012

Tomine se va de boda

Adrian Tomine y yo tenemos cosas en común: que nacimos el mismo año y que nos gusta The Wire, del resto ni una sola coincidencia entre ambos. Tomine ha hecho muchas cosas que yo no he hecho, pero sin duda, la más importante que más le distancia de mí es la boda. Sí, B-O-D-A, temida palabra para algunos y fiesta para otras...

Escenas de un matrimonio inminente: memorias prenupciales de Adrian Tomine. 
Adrian Tomine. Madrid: Sins Entido, 2012

Escenas de un matrimonio inminente: memorias prenupciales de Adrian Tomine.
Adrian Tomine. Madrid: Sins Entido, 2012

Escenas de un matrimonio inminente: memorias prenupciales de Adrian Tomine. 
Adrian Tomine. Madrid: Sins Entido, 2012

Escenas de un matrimonio inminente: memorias prenupciales de Adrian Tomine. 
Adrian Tomine. Madrid: Sins Entido, 2012

Primero el prólogo o preparación del cuerpo del lector para el jardín en el que va a meterse. A continuación portada a doble página con una escena de la pareja: ella, lee un libro de autoayuda y habla por teléfono simultaneamente; mientras tanto él, en el sofá, tumbado, come doritos y ve una capítulo de The Wire (suena Toma Waits- When you walk through the garden, you gotta watch your back).

Escenas de un matrimonio inminente es el cuaderno que Tomine boceteó casi sin querer durante las fechas previas a su boda. Primero empezó a dibujar los entresijos y preparativos, a hacer mofa gráfica de lo absurdo de algunos rituales prenupciales y todo el agotamiento que suponen, claro y el resultado final fue esta pieza. El autor la ejecutó sin la presión de construir una nueva y gran obra, dibujó sin más pretensiones y dio vida a todo ese universo alucinante de los novios casaderos.

Unas cuantas viñetas recogen de manera escrupulosa los meses previos al gran día. En ellas no falta el humor, la crítica, el stress o los mismísimos mimos. Una delicia, un regalo caprichito de Tomine que no debe faltar en toda biblioteca.

Pero ya que estamos, una cosita más, ¿conocéis sus trabajos como ilustrador de covers? pues sí, desde hace unos años es habitual encontrar su firma en las portadas del New Yorker, para el que también han dibujado otros comiqueros como Ware o Clowes. Algunas de ellas.


Adrian Tomine. Cover para New Yorker, 2007

Adrian Tomine. Cover para New Yorker, 2008

Adrian Tomine. Cover para New Yorker, 2009

Adrian Tomine. Cover para New Yorker, 2010

Pasmoso e impecable, como todo su trabajo. El dibujo de Tomine es limpio y fino, y por ser un trabajador pulcro, con cualquier técnica se adapta al soporte: de la viñeta al cover, del cover al cuaderno y por supuesto, del cuaderno a la boda.

Lo que falta a un post como este -y que nos servirá de colofón- es:

¡Vivan los novios!


Fuentes:

4 comentarios:

  1. tiene mucha miga, me ha gustado, mira, nueva edición del hombre de la luna http://librosdelzorrorojo1.blogspot.com.es/2012/10/hombre-luna_1.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor libro de Ungerer sin duda...aynn de los lunáticos ; )

      Eliminar
  2. Piu, me encantan esas portadas del New Yorker ¡no conocía al autor! Gracias.
    Olivia, gracias por Hombre Luna, ignorante de mí... ¡precioso!
    Y los novios... ¡quesebesen, quesebesen!

    ResponderEliminar
  3. Que se besen que se besen, jajajaja.

    Disfrutarás de Shortcomings o Rubia de verano, Tomine es un crack. Mientras tanto te dejo el post que ha hecho mi amigo Jtumblepop sobre los libretos que ha hecho Adrian para los Eels, qué joyas!

    http://tumblepop.blogspot.com.es/2012/10/eels-y-adrian-tomine.html

    Petonets y que corra el arroz a troche moche!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...