La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

miércoles, 10 de octubre de 2012

La simplicidad no es la meta


La simplicidad no es la meta. 
Es el subproducto de una buena idea y de expectativas modestas.
Paul Rand


Y eso lo ha entendido a la perfección el ilustrador y grafista sueco Andreas Samuelsson. Un lápiz, una regla y acuarelas de tres colores son los ingredientes básicos de Red, green, blue and you, el primer libro infantil que la editora suiza Nieves (en coedición con Rollo Press) publica a Samuelsson. ¿Os gustaría verlo?

Red, blue, green and you. Andreas Samuelsson. Zurich: Nieves, 2012

Como os anunciaba al principio del post, el librito de Samuelsson es a los ilustrados lo que la margarita a las flores: pura sencillez. En solo 24 páginas Samuelsson construye un universo de formas sencillas a base de 3 colores. El acabado "de impresión" se lo da una vieja duplicadora Risograph de 4 colores.

Todas las imágenes flotan en un gran marco blanco, un marco que te permitirá pintar en torno a las ilustraciones del ilustrador. Aquí los resultados.

Red, blue, green and you. Andreas Samuelsson. Zurich: Nieves, 2012

Red, blue, green and you. Andreas Samuelsson. Zurich: Nieves, 2012

Red, blue, green and you. Andreas Samuelsson. Zurich: Nieves, 2012

Red, blue, green and you. Andreas Samuelsson. Zurich: Nieves, 2012

Andreas Samuelsson es un ilustrador gráfico que vive y trabaja en Göteborg, Suecia. Su objetivo es romper con la imagen de forma que se convierta en lo más puro posible, pero sin perder su valor.

Su obra ha sido descrita como "simple pero potente" o "atemporal y divertido". Tiene un estudio de diseño en Estocolmo desde 2005, en la que se dedica sobre todo a la ilustración de moda y el diseño editorial. Entre sus clientes: New York Times, Nike, Adidas o el New Yorker (la ilustración de abajo es uno de sus encargos).

Andreas Samuelsson para el New Yorker.


Daos una vuelta por su blog donde descubriréis muchos carteles y covers para revistas que no os dejarán indiferentes. Samuelsson o el elogio a la sencillez, un golpe de efecto para combatir el mundo sobreilustrado.

Más y más cosas en:

2 comentarios:

  1. La simplicidad SÍ es la meta. Siempre.

    ResponderEliminar
  2. La cita no acaba en ese punto, sigue así:

    La simplicidad no es la meta. Es el subproducto de una buena idea y de expectativas modestas.

    Yo soy muy Randista, he de reconocerlo; simplemente prefiero el Randismo al Anonimato.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...