La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

lunes, 20 de agosto de 2012

De preocupaciones & otras hierbas

Con toda la que está cayendo a lo largo y ancho del planeta, es inevitable no estar preocupado. La ansiedad, en ocasiones, nos conduce al desasosiego, a la angustia constante, a la preocupación crónica. Así se sentía la señora Meier, una mujer ilustrada pero que muy de estos tiempos, a la que la vida le resultaba una preocupación en sí misma. Pese a todo, el destino había recompensado a la señora Meier con el más paciente de los mortales, el Sr. Meier, un hombre tranquilo y encantado con las chifladuras de su compañera.

¿Pero qué podía alterar la paz del hogar de tan idílica pareja?


La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

Sí, efectivamente es un mirlo, el responsable directo del ajetreo de la señora Meier; el mirlo Pichón, el que necesitó muchas lombrices para llegar a ser lo que era. 

La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

La Meier, con el consentimiento de su marido: "como tú quieras", cuidó al pajarito del jardín con esmero, día y noche, hasta que llegó el momento de estrenar sus alas. Fueron momentos complicados, ratitos que exigieron un sobresfuerzo y una aplicación extraordinaria por parte de la señora. Meier. Miradlos.

La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

La señora Meier y el mirlo. Wolf Erlbruch. Buenos Aires: Libros del Zorro Rojo, 2012

Y el Sr. Meier pronunció la frase más dulce y enternecedora de la historia de la LIJ:

"¿Y, mirlitos míos, habéis volado?"

Bravo, bravo y mil veces bravo por contarnos la vida de una pareja tan interesante como la de los Meier, dos almas voladoras que en ocasiones pisan tierra y se impregnan de los males que oprimen el aire. Erlbruch nos presenta una historia en la que el afán de superación y la imaginación son capaces de dispersar el miedo y acercarnos a la serenidad.

En 1995, Peter Hammer Verlag, el editor habitual de Erlbruch publicó este libro con el título Frau Meier, die Amsel. Collage con pintura y dibujo hacen que los espacios y personajes nos resulten muy cercanos y de nuevo aparece el recurso de la luz/color que ya había usado en La Creación: para marcar la luz de la nevada y de la noche (oscuridad) emplea una gran mancha en tono verde-azulado, o una enorme mancha negra para hablar del frío y la oscuridad durante una de sus tribulaciones en el huerto


La Sra. Meier y el mirlo estuvo nominado al Deutschen Jugendliteraturpreis, premio que recibió el año anterior por El milagro del oso.

Como decía un diario alemán: "los libros de Erlbruch, si caen en la manos correctas, pueden tener grandes consecuencias".


Fuentes:



Gracias LittleMema, es un Erlbruch etiqueta "Licor-K"

5 comentarios:

  1. PeroquecosamásbonitaporDiossss... ¡Muac Piu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Petonets de vuelta para la Sociedad Bocetológica y sus mirlos : )

      Eliminar
  2. Soy una admiradora de los dibujos de Erlbruch, desde "El topo que quería saber quién había hecho aquello en su cabeza" hasta el punto de conservar todas y cada una de las páginas de un calendario viejo y desballestado, ilustrado por él, con la intención de enmarcarlas un día de estos.

    Tu post, es tan encantador, como la historia que esconde :-)
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erlbruch y Ungerer son mis héroes sin capa : ), y al igual que tú, guardo las láminas del calendario que publicó hace unos años Barbara Fiore con afán de "enmarcarlas algún día de estos"- desde entonces ya han pasado 3 años-.

      Me alegra que te guste el post, pero el mérito no es mío, Wolf es el responsable. Te dejo un regalo, tal vez lo conozcas, si no es así, tienes permiso para morirte de risa un ratillo.

      http://pinterest.com/pin/264305071851472363/

      Ptonets de ciudad a maleta

      Eliminar
  3. ...que frase tan increíble la del diario alemán, que halago pero que verdad!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...