La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

lunes, 4 de junio de 2012

Los lunes al sol, ¿y los libros también?

Entre los criterios básicos un proyecto de arquitectura bibliotecaria, hay que sopesar asuntos como la seguridad, la accesibilidad, la posibilidad de ampliación, la sostenibilidad y el mantenimiento o el confort de los usuarios, ¿estamos de acuerdo, verdad?. Atención a las imágenes, alguien ha olvidado tener en cuenta alguno de estos aspectos.

Outdoor Library. Gante

Outdoor Library. Gante

Outdoor Library. Gante

Outdoor Library. Gante

Lo que ven, es lo que es, una "biblioteca exterior" o lo que es lo mismo, un montón de libros expuestos a cualquier inclemencia meteorológica, agentes patógenos o amigos de lo ajeno (por decirlo de alguna manera).

El autor de la instalación Massimo Bartolini no cree lo mismo que la redactora que está dejando sus impresiones en este post. Para él y la gente de TRACK (un colectivo que promueve el diálogo entre artistas y ciudades) se trata de una biblioteca al aire libre- llamada Bookyard- en Gante. Fue construida para el Festival de Arte Belga para su enclave se sirvieron de un gran terreno de viñedos. Bookyard supone una especie de espacio para el intercambio cultural: vino & libros, en un marco incomparable, donde todo aquel que tenga cierta debilidad por la lectura puede comprar, prestar o intercambiar los libros que hay en las largas baldas- alineadas en paralelo a las filas de vides- y por qué no, comerse un racimo de uvas.

Porque según Bartolini: los libros, al igual que el buen vino, pueden ampliar tu mente.

En fin, miren al cielo de las fotos y piensen: ¿no será que Mr. Bartolini ha pasado demasiado tiempo entre viñedos y no tanto entre libros de biblioteconomía? porque de ser así, ni se le hubiera ocurrido exponer toda esa colección a tantos riesgos.

Ahora es su turno para comentar.


Fuentes:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...