La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

jueves, 12 de abril de 2012

Refranero de la mar

Y este refrán es el que vamos a usar para abrir una nueva edición de Pareci-grillos. Allá vamos tripulantes de la ilustre nave:


Por viejo que sea el barco, pasa una vez el charco

Pues queridos amigos, va a ser que no, que el barco además de viejo (podríamos atrevernos a decir que viejísimo- allá por la Primer Guerra Mundial) ha pasado el charco más de una vez, de dos y no sabemos lo que puede dar de sí en el futuro. Nuestro barco es una de esas "naves de los muertos" o "barco fantasma" de los que nos hablaba Bruno Traven, es un barco inmortal, al más puro estilo de las estirpes de guerreros irlandeses. En resumen, que hemos encontrado un barco por el que pasan los años sin dejar huella, como aquel que se guarda en una botella. Pero antes de perder el rumbo, veamos al citado bote.

La nave. Antonio Koch; il. Luca Caimmi. Topipittori, 2009

Esta imagen es la que ilustra nuestro Pareci- grillos. Hace unos años la editorial Topipittori sacaba este álbum con ilustraciones de Luca Caimi. Su cubierta me parece espectacular, la mancha negra traspasa las texturas azul-verdosas del mar con una aparición implacable, coronada además con un puente de mando blanco que simplemente da un poco de aire a la ilustración por la cara superior...¿espectacular, no? pues para la redactora del post tanto, como para no poder olvidarla desde que se publicó en 2009.

Pero como el destino llega así de esta manera y uno no tiene la culpa, no hace muchos días y con arreglo a la pesadilla 3D del Titanic, que en lugar de acabar de hundirse lo que hace es inundar nuestras vidas hasta el mismo ahogo, la caja tonta emitió un reportaje de ilustres cruceros, y allí estaba la referencia, allí, navegando entre herzios, apareció la otra nave...


Normandie. Francia

Pues sí queridos lectores, se trata de un transatlántico francés construido en 1935 y de nombre Normandie. Sus modernas líneas y tecnología, el lujo en la decoración y además su amplitud enseguida lo encumbraron como ganador de la preciada Banda Azul, 1935 y 1937, compitiendo con su rival el Queen Mary. Su decoración era art-decó, como la cartelería que tantas veces lo ha inmortalizado.

El Normandie constaba de tres chimeneas lanzadas en ángulo leve hacía popa (para dar la sensación de velocidad) pintadas en rojo fuerte y negro, la tercera era solo estética ya que no tenía mayor utilidad, estas se destacaban sobre un superestructura blanca en casco negro azabache; la proa tipo atlántica era muy aguzada y exhibía un castillo corto con un rompeolas alto y un elevado puente de mando con alas redondeadas muy modernas. Fue cualificado como el barco más bello a flote o barco de las luces.

Desgraciadamente, al igual que el modelo americano antes citado, el Normandie corrió un triste final, fue pasto de las llamas tras un pequeño incendio que comenzó en una pila de colchones. Los intentos por apagar aquel coloso no tuvieron éxito, el agua depositada para extinguir las llamas hizo que el barco se escorara y permaneció abandonado en un puerto hasta una década después.

En fin, la vida de los transatlánticos, no se ustedes pero después de tanta filmografía, capitanes intrépidos que saltan de un barco y demás catástrofes transatlánticas yo opto por ir en bicicleta, ¿Y ustedes?.

Para finalizar y a modo de viaje al pasado y a la fantástica ingeniería naval de principios del XX, os dejo unas cuantas imágenes de las réplicas transatlánticas de otros países. 

L'Atlantique. Francia

Norddeutscher Lloyd. Bremen

CTE. España

SS Leviathan. USA

Que difrutéis de esta nueva entrega de Pareci-grillos. Recordad: si os sentís seguros ¡embarcaos! (si no siempre nos quedará la bicicleta).

3 comentarios:

  1. La composición de L´Atlantique merece atención especial, no es una mera superposición de tipos sobre ilustración (aunque el resto de ilustraciones sean tan estupendas).

    ResponderEliminar
  2. NO, particularmente ese cartel es espectacular, pero se trataba de hablar del Normandie, el que usó de referencia el ilustrador italiano para la Nave de Topipittori... en otra ocasión, más barcos en el astillero de la pequeña ciudad : )

    ResponderEliminar
  3. Bicicleta... quise decir bicicleta :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...