La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

viernes, 20 de abril de 2012

Ei Malo-Malo: ¡Alto o disparo!

Hace unos años, no recuerdo cuantos, durante una jornada librera descubrí uno de esos libros que están al final de la balda, justo donde acaba el estante, allí donde los libros ya no llaman la atención por eso de no estar colocados frente a la altura de nuestros ojos. Su lomo era negro, pero como estaba casi abandonado, sobresalía de la balda una especie de arco iris, ¿qué será-será? y de repente apareció ante mi una Nana, no una nana cualquiera, ni siquiera una nana de la cebolla, era una nana de Niki. Desde aquel día, esas figuras pasaron a formar parte de mi imaginario y hoy es un placer compartirlos con vosotros. Queridos paseantes de la Pequeña ciudad, con todos vosotros la temible Niki de Saint Phalle.


Niki de Saint Phalle. Rifle-shot paintings 

Catherine Marie-Agnes Fal de Saint Phalle, más conocida como Niki de Saint Phalle (1930- 2002) fue escultora, pintora y cineasta francesa, además de esposa del también escultor y pintor Jean Tinguely (junto a él, formó parte del grupo de artistas parisinos Nouveaux Réalistes). En 1964 comenzó a realizar su serie Nanas, definida a través de figuras femeninas de formas voluptuosas y colores vivos. Dos años después, en el 66 dio vida a la escultura de cuerpo de mujer más grande de la historia del arte, otra de sus Nanas a la que bautizó como Hon ( Ella, en sueco); ésta se instaló en la Moderna Musset de Estocolmo, todo bajo un riguroso secreto, puesto que suponía un acto revolucionario teniendo en cuenta la época en la que la realizó, así que a los pocos días de abrirla al público, la exposición fue clausurada.

En 1979 empieza a construir un parque de esculturas, - Le jardin des tarots/ El jardín del tarot. Situado al sur de la Toscana, el Jardín del Tarot es el trabajo de toda una vida, un jardín esotérico nacido de un sueño loco, que mantuvo ocupada a la artista y su equipo durante casi veinte años. Ya en los 80 y junto a su marido Jean Tinguely, llevó a cabo otro de sus más conocidos proyectos, la Fontaine Stravinsky o Fuente de los autómatas, situada junto al Centro Pompidou en París.

Pero es ya en los 90, cuando Niki cambia el soporte de sus creaciones y nos deja un gran regalo gráfico, gracias al álbum Méchant, Méchant (Malo, Malo en su edición española) que cuenta con sus ilustraciones y un texto de la mano del fotógrafo francés Laurent Corominas.


Malo Malo. Laurent Corominas: il. de Niki de Saint Phalle. Barcelona: Gustavo Gili, 2012

Para entonces Niki estaba enferma e ingresada en un hospital. Entre las 4 paredes de la habitación, Niki se evadía y creaba soñando, y en uno de estos sueños vio que el autor de este texto, Laurent Condominas, entraba en su habitación por la ventana. Inmediatamente habló a su marido de este sueño, quien a su vez se lo contó a Laurent.

Condominas contactó inmediatamente con Niki y ella, que conocía su costumbre de contar historias a los niños, le propuso realizar un libro infantil juntos. Laurent tomó un avión (de París al hospital de Berna, donde la Saint Phalle estaba ingresada) y, cuando llegó a la habitación de Niki, ya había escrito el texto de Malo Malo a partir de una historia inventada cuando era niño.


Malo Malo. Laurent Corominas: il. de Niki de Saint Phalle. Barcelona: Gustavo Gili, 2012

Malo Malo. Laurent Corominas: il. de Niki de Saint Phalle. Barcelona: Gustavo Gili, 2012

Malo Malo. Laurent Corominas: il. de Niki de Saint Phalle. Barcelona: Gustavo Gili, 2012

Malo- Malo es el personaje central de este álbum, un malo que no es tan malo y que con la ayuda de los habitantes de Comounpueblo consigue driblar al destino y hacer de su vida una fiesta.

La inocencia de sus dibujos, la sencillez y la viveza del color, dan a las figuras de la Saint Phalle un estilo naïf que la convierte en inconfundible. El color y las escenas más cómicas se las debe al Pop Art, y el rifle que tantas veces veces usó para disparar a sus lienzos, lo tomó del Action Painting de Pollock; no olvidemos el pueblo, un paisaje de construcción que evoca a Gaudí.

Tras una larga lista de esculturas diseminadas por el planeta, Niki de Saint Phalle vió publicado su sueño en 1993: Méchant, Méchant de mano de La Différence. Este año Sant Jordi trae bajo el brazo la edición española, la pequeña y deliciosa aportación de la escultora/ pintora al mundo del álbum infantil: Malo Malo, una pieza de incalculable valor para la biblioteca ilustrada de la pequeña ciudad.


Malo Malo. Laurent Corominas: il. de Niki de Saint Phalle. Barcelona: Gustavo Gili, 2012

El final de su vida, la Saint Phalle lo pasó en Estados Unidos, San Diego (California), donde murió en 2002 a causa de una enfermedad pulmonar causada por los gases tóxicos producidos con el pulido del poliéster de sus figuras.

Diez años después del fallecimiento de la artista, la obra de Saint Phalle llega a nuestro país dentro de la colección Cuentos de la Cometa de la editorial Gustavo Gili, que no hace muchos meses nos sorprendió con otro mega-hit del vintage: Henri viaja a París de Saul Bass y poco después con el álbum de fotomontaje de la dadaísta alemana Hana Hoch... un sinfín de piezas únicas, creadas como auténticas obras de arte que harán las delicias de lectores en marcha, avanzados y fuera de órbita. Un placer para todos los bibliófilos.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...