La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

No hay tu tía

Eso es, no hay manera de clonarlas, "las Tías" se tienen o no se tienen. No son tías cualquiera, cumplen en la vida una misión fundamental ... salvar a los sobrinos; son auténticas gurús, honoris causa del Buscavidas Tractatus y cómo no, heroínas de zapatillas y bata de casa. Se me vienen a la cabeza unas cuantas: las tías de Garmann, la TíaFina, Tita Rosarito o la Tieta Paquita; en la categoría de las Tías-abuelas, la pequeña-gran Mamika.

Hoy, conoceremos a alguna de ellas. Las primeras serán las tías de Garmann (protagonista de El final del verano de Stian Hole), tres viejitas relucientes como soles, que cada verano visitan a su sobrino "el palidito".



El final del verano. Stian Hole. Madrid: Kókinos, 2007


El final del verano. Stian Hole. Madrid: Kókinos, 2007

El caso es que cada final de verano las tías Ruth, Augusta y Borghild llegan a casa de Garmann, allí recogen flores, toman el sol, hacen mermeladas y cuentan al sobrino sus experiencias sobre los miedos, la muerte...huele a otoño para todos.

Mientras hablamos del final de algo, el autor nos sumerge en un mundo de nuevos proyectos: primer día de escuela, coger el autobús al lado de la carretera o sentir la caída de un primer diente. Todos ellos provocan los miedos que Garmann y cualquiera de nosotros sentimos al empezar algo que desconocemos o al despedirnos de algo que nos resulta placentero. 
Un mantra sin principio ni fin, como la vida y la muerte o el triste final del verano.

El final del verano. Stian Hole. Madrid: Kókinos, 2007


El final del verano. Stian Hole. Madrid: Kókinos, 2007

Después de ver a estas tías tan asombrosamente bien conservadas, a una le dan ganas de ser otro personaje más de los ilustrados por Stian Hole. El ilustrador noruego nos propone un diálgo de comunicación visual a través de jugosas composiciones de fotografía, ilustración y letras capitales. El resultado es un tándem de onirísmo e hiperrealismo que hacen de sus trabajos una marca de estilo única.

Hole ilustró su primer libro infantil en 2005 y antes de ello, como diseñador gráfico elaboró covers para autores como Jostein Gaarder y Guillou.

Como lo prometido es deuda, conoceremos a otra Tía a la que no debeis perder de vista a partir de ahora. Ella es más próxima a la categoría Tía-Abuela, se llama Mamika y hace cosas tan parecidas a las que hacen las tías de Garmann, mirad.


© Mamika. Sacha Goldberger

© Mamika. Sacha Goldberger

© Mamika. Sacha Goldberger

La estrella que brilla en las fotos tiene más de 90 y se llama Frederika. Un día se sintió triste...

Si quieres conocer la auténtica historia de Mamika (abuelita en húngaro) pásate por la siguiente dirección o por la página del "nietísimo" que hizo que esta bella abuela fuera una mujer feliz de nuevo. Así que desde la pequeña ciudad deseamos ¡Salud! para todas las Tías, Mamikas y demás heroínas familiares.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...