La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 28 de agosto de 2011

Saul Bass, un paseo vintage

En muchas ocasiones hemos hablado de la importante tarea ilustrativa de algunos diseñadores, que tras revolucionar el mundo de la imagen de marca o el diseño en sí, acabaron siendo formidables ilustradores de álbumes. Algunos de los favoritos: Munari, Tomi Ungerer, Paul Rand, Charley Harper, Paul Cox, Laura Ljungkvist o Warja Lavater...

Hace tiempo que queríamos tener entre los miembros destacados de la ciudad a un diseñador que faltaba, pero que aún en la ausencia, era otro de los grandes imprescindibles, el gran Saul Bass.


Saul Bass by Anton Warkentin

Saul Bass nació en el Bronx en 1920, donde estudió diseño y entre los 40-60 fue considerado uno de los más importantes diseñadores americanos junto a otros compañeros de la Escuela de Nueva York, como Paul Rand, Alvin Lustig o Alex Steinweiss.

Después de los 40, se dejó influenciar por el concepto de la figura y los grandes contrastes- de color y de forma-, los que hicieron de sus trabajos un referente único hasta el momento pero con tal frescura y solidez conceptual, que han llegado a nuestros días con la misma fuerza. El señor Bass es el creador de una serie de logos conocidos por toda la humanidad: Kleenex, AT& T, American Airlines, Minolta o la Warner.

A propósito de la Warner, Bass encontró en el cine, un campo de trabajo del que se convirtió en gurú, el mundo de los títulos para créditos y covers de películas. Entre sus directores amigos -y clientes- están Martin Scorsese o Alfred Hitchcock y algunas de las pelis en las que habréis visto sus créditos son El hombre del brazo de oro, con Sinatra haciendo de músico de jazz, Anatomía de un asesinato, Vértigo, Psicosis o Con la muerte en los talones. Saul Bass supuso un antes y un después en la publicidad & cine a través de técnicas sencillas y novedosas que obligaban al espectador a permanecer sentado en la butaca mientras se proyectaban sus créditos.


Pero además, tuvo tiempo y talento para dejarnos un regalo ilustrado, el álbum Henri's walk to Paris, publicado en 1962 por young Scott Books en Nueva York. Ahí van algunas de sus ilustraciones.

Henri's walk to Paris. Leonore Klein; Saul Bass.
New York: Young Scott Books,1962.

Henri's walk to Paris. Leonore Klein; Saul Bass.
New York: Young Scott Books,1962.

Henri's walk to Paris. Leonore Klein; Saul Bass.
New York: Young Scott Books,1962.

Henri's walk to Paris, escrito por Leonora Klein y publicado en 1962 por Young Scott Books, es la historia de un pequeñajo de Reboul (un pueblecito de Francia), quien después de leer un libro sobre París, decide envolverse un almuerzo -por si le entra el hambre- y dirigirse sin pensárselo dos veces a la Ciudad de la Luz.

Todo lo que allí ve, no deja de sorprenderle: que si hay muchos buses y en Reboul solo 1, que en París hay muchos parques y dentro de los parques, filas y filas de árboles... en Reboul, dónde Henri vive hay un sólo parque con 5 árboles!!, por no hablar de los animales, ya que en París además de haber miles de especies diferentes, hay zoos para que la gente vaya a visitarlos... en fin, nada que ver con Reboul y un sinfín de información por codificar que agota a Henri, hasta el punto de dormirse bajo un árbol. Y aquí empieza lo bueno...


Henri's walk to Paris. Leonore Klein; Saul Bass.
New York: Young Scott Books,1962.

Henri's walk to Paris. Leonore Klein; Saul Bass.
New York: Young Scott Books,1962.

Un gran álbum, lleno de color e imágenes que nos permiten ver con claridad todas aquellas cosas que sorprenden a Henri durante su viaje. Un libro en definitiva, que nos enseña a ver como el camino, es en ocasiones más importante que el destino.

Por último, me gustaría dejaros otra muestra de la genialidad de Bass, esta vez referida al packaging y no al diseño editorial o la ilustración, sino al arte de diseñar, aquel que nos muestra bellos envoltorios para cosas muy, pero que muy sencillas del día a día, tanto como una Caja de Cerillas:



Saul Bass. Matchbookcovers, 1964

Saul Bass. Matchbookcovers, 1964


Saul Bass. Matchbookcovers, 1964

Son parte de las series de cajas de cerillas que se recopilaron para una retrospectiva organizada por el Museo de Diseño de Londres en 2004. Se estima que estas piezas fueron encargadas a Bass por la compañía de aimentación Hunt-Wesson a mediados de los 60. Una belleza.

Fuentes:

2 comentarios:

  1. Gracias P! Muy interesante: THE POST ROCKS

    ResponderEliminar
  2. Gracias S!! Más Saul Bass: http://pequenhaciudad.blogspot.com/2012/01/si-si-si-henri-ya-esta-aqui.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...