La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

sábado, 7 de mayo de 2011

Ala Rota VII

Cuando llegó la primavera, buena parte de las editoras LIJ dejaron brotar sus novedades cual margaritas en el parque, no es de extrañar, llegaba la campaña de Sant Jordi en menos de un mes y todos los libros debían ser presentados en librerías, dónde encontrarían entre empujones un pequeño espacio en las mesas de novedades.

Este año ha habido de todo, pero entre las miles de novedades y reediciones, los ojos de la pequeña ciudad se centraron en dos títulos de la misma editorial: Diario de Libros de Rotraut Susanne Berner y La Fuga, de Pascal Blanchet.

Fue un placer saber que la editora ponía de nuevo en circulación dos libros muy estimados por los lectores, sobre todo porque del primero, habían hecho una reedición en rústica mucho más asequible que la de la primera edición: ¡¡de 12 a 5€!!.

El Ala Rota llega de manos del segundo título, nuestra gran querida La Fuga, una obra sin igual de Pascal Blanchet que viene de las ediciones La Pasteque de Canadá y que en 2006 Barbara Fiore hizo llegar a España. Algunas imágenes de la primera edición:


La Fuga. Pascal Blanchet. Barbara Fiore Editora, 2006

La Fuga. Pascal Blanchet. Barbara Fiore Editora, 2006
La fuga es un álbum sin palabras, realmente no le hacen falta, puesto que su trazo, su entintado y sobre todo sus ilustraciones lo convierten en una obra plena de sentimientos, música y ritmo, al igual que los grandes textos que han hecho de pequeñas vivencias, grandes obras de la literatura.

Pascal Blanchet nos narra en esta obra el repaso de la vida de un viejo músico de jazz al que la vida se le escapa como al resto de los mortales, a través de una narración que más propia de una peli que de un álbum. La mancha roja y las líneas curvas y estiradas no llevan a escuchar la música que Blanchet no ha olvidado en sus ilustraciones ni en la maquetación del libro, puesto que antes de finalizarlo incluye una selección incomparable de jazz de los 40, atentos:

La Fuga. Pascal Blanchet. Barbara Fiore Editora, 2006
Respecto al diseño y maquetación, se trata de una rústica con solapas en papel fibroso de color crudo, con la ilustración a dos tintas en marrón y rojo, lo cual da una apariencia más retro al libro. El marrón del papel aumenta la sensación de nostalgia, remarcando si cabe más aún la melancolía de sus imágenes. El propio Blanchet seleccionó el tipo de papel para darle cierta similitud al libro con las fundas de papel marrón en los que se guardaban los discos de vinilo de 78 rpm, un acabado que nos evoca el trabajo de ilustradores como Jim Flora.

Hasta aquí todo bien, no sé cuántos ejemplares vendió la editora de esta primera edición, pero he de decir que como librera, cada vez que llegaban las novedades a la librería, tanto yo como mis compañeros ansiábamos que llegasen nuevos ejemplares porque poco tiempo después de salir se agotó y la gente lo pedía una y otra vez.

Tres años después, apareció un producto derivado de La Fuga, el Launch Pad, una libreta con el mismo formato que el libro, su mismo tipo de papel, etc...

Launch Pad. Barbara Fiore Editora, 2009

En 2011 por fin, aparece la 2ª edición del libro de Blanchet, pero...aquí llega el Ala Rota, que ¿por qué? pues porque La Fuga ya no es el proyecto circular y cerrado que su autor concibió. Los editores españoles no sabemos si por falta de previsión en la compra del papel, o por el afán de abaratar costes de producción para obtener así mayor beneficio empresarial, han decidido imprimirla sobre papel blanco.

Desgraciadamente ya no es lo mismo, no solo por el papel, sino también por el cambio de las texturas y por el entintado- sobre todo el rojo-, que al cambiarle el fondo los colores han pasado a ser "chillones" y la nostalgia y melancolía del conjunto de la ilustración se ha convertido en un espacio frío con una mancha de color cuasi-estridente...osea, nada que ver. La cubierta de la segunda edición:

La Fuga. Pascal Blanchet. 2ª ed. Barbara Fiore Editora, 2011
En fin, comparad las cubiertas de ambas ediciones y... vosotros mismos, pero ni yo ni muchos lectores enamorados de este libro pensamos que la decisión de los editores españoles haya sido acertada, no solo por saltarse a la torera el proyecto original con el tipo de papel que salió en la edición francesa de La Pasteque o la de ellos mismos en 2006, sino porque esto supone un tachón en la coherencia y pulcritud del catálogo de la editorial. 

Sintiéndolo mucho, con dolor y pena, Ala Rota... y bien rota para los editores.

2 comentarios:

  1. ohhh...al empezar a leer me hice ilusion de poder sumar esa joyita al cofrecito del hogar...pero en fin..el mal concepto de la austeridad y el poco brillo de algunos

    ResponderEliminar
  2. Han jodido la marrana, hablando mal y pronto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...