La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

sábado, 19 de marzo de 2011

¿Carrata qué? Carratalá

Ayer por la tarde salí de la Pequeña ciudad y me fui a ver cómics con Little Mema; fuimos a su tienda de referencia y buscamos en los montones, entre tablillas, por todas partes, como a ella le gusta y a mí también- esa alma de mercadillos que llevamos dentro y no podemos aparcar-. En un rincón de la tienda, allí dónde cuesta meter el cuerpo para husmear, había unos cuántos ejemplares de una especie de álbum vertical de color naranja, de medias próximas al A3 (27x 38); me acerqué, era raro, grande y por si aún no lo he dicho, muy naranja. Lo abrí, ilustraciones a tinta negra de motivos de India: que si cómo se baila el Hare Chrisna, que si los randas, que si la diosa Vishnu. En una palabra, ¡a-lu-ci-nante!. Me lo compré- del precio si queréis hablaremos en privado.

El título decía Carratalá. Hoy busqué el título de la cubierta; leí y seguí leyendo por aquí y por allá. 


Carratalá. La Cúpula, 1985

Ernesto Calatarrá Rey, dibujante que desde finales de los 70 hasta principios de los 90 publicó historietas en el Víbora- recordemos que Víbora fue plataforma de dibujantes como Max, Gallardo, Maurito Entrialgo o Paco Alcázar- dónde podíamos encontrar numerosas historias del autor catalán, buena parte de ellas ambientadas en India.

La escritora Ana Briongos, autora del libro Esto es Calcuta, publica en su interior varias de estas viñetas de Carratalá, a la vez que relata de forma descriptiva el aspecto peculiar del mismo, narrando cómo se paseaba por la Barcelona de los 80 ataviado de maharajá.

Desde hace años vive en El Raval y desde allí emite crónicas de la babilonia de barna a través de sus pinceles y lienzos, unos muy grandes, otros más chicos y ahora con una paleta cromática mucho más brillante que la de sus comienzos. Carratalá nos retrata al raval de los pakistanís, la policía, las prostitutas o evocaciones a la mitología hindú... cosas de artista.

Hace poco más de un año, la Tetería Caj Chai, hizo una expo con sus originales. Tanto el nombre del local- construido a partir de un juego de palabras- como la persiana, creo que son obra de Ernesto.

Para finalizar os dejo unas imágenes de la joya que encontré ayer y que La Cúpula le publicó en 1985 dentro de su colección Delirios Gráficos (en el 86 fue de Antoni Calonge Fontcuberta).

Carratalá. La Cúpula, 1985
Carratalá. La Cúpula, 1985
Carratalá. La Cúpula, 1985

Carratalá. La Cúpula, 1985
Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...