La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

jueves, 2 de julio de 2015

Microciudades Timm

Si ya forman parte de nuestro imaginario y rutina conceptos como microondas, microscopio, microorganismo, micrófono o el ya mítico coche diminuto "micromachine" no sé- y más teniendo en cuenta la falta de espacio que hay en el planeta- como a nadie se le ha ocurrido dar vida a un nuevo concepto en urbanismo: la microciudad.

Estaba equivocada. Alguien lo había pensado, lo había construido y además, había conseguido hacer de ello algo bonito. La artífice de este nuevo concepto, la ciudad-miniatura, es ella, una mujer con una gran cabeza, sin duda: Sabine Timm.


Añadir leyenda

Sabine es una artista de las cosas pequeñas en general, algo que la hace particularmente grande ya que su mirada tiene la capacidad de un súper héroe de la Marvel, tiene un rayo en el ojo que empequeñece aquello que mira, pero ¿qué es lo que ve?, ¿en qué fija su mirada? pues en lo que tiene a su alrededor en el día a día, en la vida misma: su casa, sus muebles, sus plantas...

La artista de Dusseldorf (allí vive, trabaja y allí también cursó sus estudios en la academia de bellas artes) es además de escultora de pequeñas piezas, fotógrafa, por lo que ambas técnicas le permiten recrear microuniversos con diversas perspectivas que además de ser increíbles por diminutos, son tan cercanos que bien podríamos ser sus inquilinos. ¿Quieren conocer sus minúsculas estructuras urbanísticas? Pues allá vamos, súbanse al micromachine que comenzamos la tournée


Sabine Stimm

Sabine Stimm

Sabine Stimm

Sabine Stimm

¿Qué les parece? una reorganización urbanística que deja temblando a los planes generales de urbanismo de cualquier gran urbe y además, ahorro energético por proximidad, adiós al hábitat disperso, ¡si es que todo son ventajas!; además, existe la posibilidad de morar en viviendas con el tejado boca abajo, una alternativa pensada apara los amantes del mundo al revés.

He de confesarles que me mudaría hoy mismo, pero no a esta urbanización, si no a esta que les pongo a continuación, una villa librera que les dejará sin sentido. Vean, pasen y vean


Sabine Stimm

¿Les gusta, verdad? bueno, no se incomoden, es posible que este tipo de vivienda sea especialmente diseñada para bibliófilos y resto de fauna de obsesión libresca. Si este no es su caso, quédense tranquilos, sobran opciones, así que sólo tienen que elegir la que más les convenga. 

Sabine Stimm
Sabine Stimm
Sabine Stimm
Sabine Stimm
Sabine Stimm

Casas colgantes, propiedades verticales, casas con cocina independiente, ciudades lineales... todo tipo de posibilidades para todo tipo de ciudadanos, un ejemplo de arquitectura sostenible ¿o podríamos decir arquitectura del equilibrio?. Además de las casas, Sabine tiene un espléndida colección de miniaturas de muebles, no menos llamativa ni menos encantadora que la de sus casas, cuyas pieza se pueden adquirir a través de la venta electrónica. Además, su labor de fotógrafa junto a su pasión por los libros ha dado como fruto una serie de fotografías en las que trata de transmitir a lectores y no lectores el gusto por la lectura y por el oficio de hacer libros.

Descubran un poco más del mundo de miniaturas de Sabine Stimm a través del enlace al vídeo que les dejo un poco más bajo, por no advertirles de que no deberían dejar de seguirla a través de su cuenta de Instagram.

El mundo de las cosas pequeñas de Stimm, un universo paralelo al que me mudaría con gusto, pero ¿y ustedes?


Más miniaturas y otras grandes experiencias artísticas en:


sábado, 27 de junio de 2015

Las dudas existenciales de Hyojung Ryu

Hay diferentes tipos de dudas, y si no que se lo pregunten a Descartes. Además de esto, las dudas pueden ser razonables, tener el beneficio de su parte o simplemente tenerlo muy claro, en cuyo caso hablaríamos del mítico sin duda.

Pero por eso de ser gente leída y cultivada (como la que Chejov describía a su hermano en aquella carta con las ocho características para serlo, y afirmaba que que para gozar de tal epíteto no bastaba con haber leído Los papeles del club Pickwick o haber memorizado el monólogo de Fausto) nos vamos a quedar con las favoritas del método cartesiano, las existenciales, esas que Siniestro Total llevó y popularizó en el estribillo de una de sus canciones del Ante todo mucha calma: ¿Quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?


El caso es que esas mismas preguntas han servido a Hyojung Ryu, una diseñadora y directora de arte de Seul para crear dos increíbles juegos de adivinanzas visuales: What I am? y Who I am? basados en una pequeña descripción gráfica y textual a partir de la cual y con ayuda de un simple acetato los primeros lectores deben ser capaces de averiguar del animal u objeto del que se le está hablando.

Pero por aquello de las imágenes y el valor, en relación con las palabras, pasemos a ver los materiales de este sencillo y atractivo juego.


What am I? juego de cartas con adivinanzas visuales. El primero de los proyectos que funciona así: una letra (aprendemos tipografía) un pequeño texto sencillo y sintético, el acetato mágico que se superpone e inmediatamente el lector sabrá cual es el objeto propuesto. Aprender y disfrutar con tipografía e ilustración ¿se puede pedir más?











Who am I? pues más de lo mismo pero esta vez con animales. Miren, miren qué divertido






No sé con seguridad cuál será el formato de presentación y comercialización del juego (en la web de la diseñadora dice que pronto estará disponible al público) pero por aquello de la conservación, el soporte librario no sería una mala opción. En cualquier caso, es un entretenimiento formidable que acerca el diseño, la tipografía, la ilustración y el conocimiento a los lectores más pequeños. Una divertida forma de aprender jugando, y si es con un buen diseño, pues dos veces bueno ¿no están de acuerdo?.

Hyojung Ryu tiene su base en Seúl. Estudió un grado de diseño gráfico en la Universidad de Kingston (Londres) y prosiguió su formación en diseño de comunicación en el Samsung Art and Design Institute, dinde se especializó en imagen de marca y tipografía.

Con estos dos juegos aguijones Ryu se ha abierto camino en el maravilloso mundo del entretenimiento para prelectores, algo de lo que sin duda los padres con inquietudes gráficas sabrán apreciar.

Con la A de adiós, me despido de ustedes. Si quieren saber más, pónganle el acetato mágico. Buen fin de semana a todos.


Más Ryu en:

***Esta info no hubiera sido posible sin  mi buceador favorito de Behance. ¡Gracias!

jueves, 25 de junio de 2015

El arte catastrófico de María Luque

A Magritte no le gustaban los museos; eso es así. Una vez, tras visitar uno en Florencia dijo: "se ve mejor en una postal".

Y lo cierto es que en ocasiones los museos no son sitios excesivamente atrayentes- ni para el público interesado en el arte, ni para aquel que intenta descubrirlo-. Eso de estar en silencio, no poder tocar, no respirar sobre la nuca del que está delante de ti mirando un cuadro y no te deja ver, en fin, que no es lo más divertido del mundo, sobre todo si tenemos en cuenta que al museo no se va de paseo, sino a contemplar las obras.

Pero partiendo de la premisa "todos los gatos son agresivos" o recurriendo al tópico "because shits happens", podemos hacernos a la idea de que un museo no tiene por qué ser sinónimo de templo del silencio, mar de la tranquilidad o palacio del aburrimiento ¿por qué? porque las catástrofes, como "sucesos infaustos que alteran gravemente el orden regular de las cosas" que son, eligen sus víctimas al azar y no discriminan ni a artistas ni a edificios.

María Luque es una ilustradora que se ha tomado la molestia de documentar este tipo de sucesos, sí, cataclismos ilustrados que han tenido lugar en museos y no en cualquier momento, sino durante momentos de especial importancia para la programación y reputación de las pinacotecas: las exposiciones. Pero no se vayan todavía, aún hay más, datos escalofriantes recogidos en sus cuadernos, certifican que los imprevistos han tenido lugar durante las exposiciones de grandes maestros del mundo del arte: ¡horror! en el montaje de la exposición permanente del Centro Pompidou, en una retrospectiva de Marina Abramovic o en la inauguración de una de Basquiat ¡no puede ser!...pues sí, atentos a las pruebas.



María Luque. Catástrofe en el montaje de una muestra de Matisse, 2014

María Luque. Catástrofe en la retrospectiva de Marina, 2014

María Luque. Catástrofe en la inauguración de una muestra de Basquiat, 2014

María Luque. Catástrofe en la inauguración de una muestra de Courbet, 2014

Si es que puede pasar de todo, porque para inaugurar una expo, no basta con poner cuatro cuadros, la cosa tiene que tener coherencia, su dosis de seguridad ¿o acaso esperan que una simple alcayata sujete un cuadro de tan inmensas proporciones como el Guernica? es más, debe gestionarse la luz, la circulación interior, el espacio y por supuesto ¡el ego de los autores! (eso en caso de que que sigan vivos). En resumen, pinchen las imágenes y no pierdan detalle de la cantidad de incidentes a los que puede exponerse el curador de arte.

El trabajo de la periodista ilustrada de hecatombes museísticas, María Luque, es impecable, gracias a ella hemos descubierto la cara oculta del arte, pero la oculta oculta, la que David Hockney nos mostró con los trucos y las tretas de los grandes de la historia del arte, no, lo que María nos cuenta es esa "serie de catastróficas desdichas" en torno a las exposiciones con la misma gracia que Lemony Snicket lo hizo en la LIJ.

Si quieren ver más detalles, no dejen de ver el ciclo de documentales que aparecen a continuación. En primicia, con todos ustedes: horror en el hipermercado, catástrofe en el museo...












Buena parte de estas desgracias acuarelables han acabado por convertirse en unos bellos acordeones (libretas japonesas) y otras forman parte de la muestra Ayer, que se está celebrando actualmente en el Museo Emilio Carafa de Córdoba (Argentina).

María es argentina y disfruta arrancando sonrisas a los demás con sus ilustraciones. Desde aquí, quiero decirle que desde que descubrí este trabajo, vivo en una carcajada. Es fantástico encontrar un motivo con el que hilar todas estas referencias y aún más hacerlo con tan buen gusto, gracejo y meticulosidad.

Quedan ustedes invitados a disfrutar de su portafolio, les aseguro una visita más dinámica que las propias de los museos ya que en su web, el arte vive y respira a cada click.

¡Viva el arte y la catástrofe! [oda estilo Bruja Avería]


Más sucesos y artistadas de María Luque en:


 

miércoles, 24 de junio de 2015

B de Ben Biondo

A ver, ¿cómo lo diría? su About es el más corto y con menos flores que conozco- pese a que vamos a hablar de sus flores, mejor dicho: plantas-; su saludo y declaración de intenciones es sintética y elocuente a partes iguales ¿qué más? ¡ah sí! dice que pase lo que pase, nunca dejen de divertirse.

¿Está claro, no? estamos hablando de un diseñador gráfico que se define y se defiende con sus trabajos sin necesidad de auto-dorarse la píldora o enumerar su red de contactos/clientes/proyectos para definir su carrera en el sector ¿más o menos, no Ben?

En cualquier caso y por si todavía queda alguna duda acerca de él, ahí va una infografía sobre sí mismo ¿qué mejor manera de retratarse? sin duda, otra prueba más de su brillantez.


Ben Biondo. Infografía

Hay otra infografía en la que explica la cantidad de café que ingiere regularmente, pero creo que no es estrictamente necesaria para definir a Ben Biondo y tratar de entender su imaginario. Biondo es un diseñador y fabricante de cosas que cree que no basta con ser creativo de una u otra manera, sino que lo que hay que hacer es vivir una vida creativa. Un punto de partida honesto y comprensible si se tiene en cuenta que vive rodeado de estímulos como las playas de California, donde vive, hace surf, saca fotos estupendas, blablablá...

En realidad Ben Biondo captó mi atención no solo por sus carteles (de los que hablaremos a continuación y que descubrí gracias a la AIGA) sino por su lado más freaky, su extraña conducta en relación con los perretes. Esta historia es tan particular como sus ilustraciones, tanto que hasta ha puesto nombre a esta patología que ya cuenta con unos cuantos seguidores en Instagram: I Pet That Dog, sí, como lo oyen... se trata de un perfil en el que Biondo se fotografía con perretes con los que se va encontrando ¿que qué, que cómo? o mejor ¿pero por qué? pues porque él no tiene perro, y un buen día al salir de un ultramarinos de Portland vio a un perrete esperando fuera a su dueño y pidió a su chica que le hiciera una foto con él. Desde entonces ha sido una constante en su vida, es más, sueña que un día irá al programa de Ellen DeGeneres y que allí liberarán a un porrón de perros sabuesos y que al fin podrá elegir al que será su compañero de 4 patas. ¿Cómo se quedan, eh? mientras tanto, su chica le sigue haciendo fotos acariciando perretes ajenos; lo dicho, no dejen de divertirse.


Así que lo prometido es deuda, vamos a hablar de plantas y carteles, una serie de Biondo que combina la composición infográfica con las antiguas láminas de botánica ilustrada de las expediciones científicas del XVIII. Sin más dilación, rumbo al jardín botánico de Biondo

Ben Biondo. A few plants

Ben Biondo. A few plants

Ben Biondo. A few plants

Ben Biondo. A few plants

Ben Biondo. A few plants

Ben Biondo. A few plants

Se trata de una serie de seis carteles numerados en los que se incluye una ilustración exquisita de la planta, su nombre en latín, la especie a la que pertenece o las zonas en las que pueden encontrarla. Espectacular, se mire por donde se mire, por ejemplo ¿se han fijado en el tratamiento tipográfico? una Avant Garde que sustituye a la Script propia de este tipo de documentación y bibliografía de la flora de hace unos cuantos siglos; también la paleta que emplea, fondos de colores retro y tonos pastel en oposición a los diversos blancos, marfiles y cremas propios de estas imágenes.

Repito, un trabajo exquisito.


Ben Biondo. A few plants

Leyendo una entrevista a Biondo, descubrí su ritual de trabajo: un poco de inspiración y referencias, un mucho de trabajo delante del ordenador y finalmente el color, sí, hasta el final no decide su paleta y sólo lo hace cuando está satisfecho con el estilo y el acabado de su ilustración. Maneras de ilustrar ¿no? y sobre todo, incuestionables métodos cuando uno ve cómo son sus trabajos.

No dejen de repasar su portfolio, les entusiasmarán sus diseños de línea sencilla, limpia, de acabados luminosos y frescos y también sus fotos, pura evocación de la vida en un verano eterno. Vale la pena perderse de su mano, entre sus dibujos.

Mientras tanto, me despido apelando a su tantra, que es lo más importante: no dejen de divertirse, bien sea paseando y descubriendo a nuevos ilustradores o bien leyendo estos montoncitos de palabras con los que yo me divierto.


B de Ben, B de Biondo:

martes, 23 de junio de 2015

Rachel Sim, Prints&Plants

Por lo alto de la tapia
va una maceta
y no es el gato negro
ni el lotero
es tu madre que viene
con la peineta

 Sevillanas Billy
Mártires del compás, 1995


Que no, que no, que por muy bien que lo digo Chico Ocaña, esto no es ni maceta ni la antigua de tu madre que se acerca con peineta. Estos son esculturas de cartón y la artista que les da vida es Rachel Sim ¿quieres saber de qué hablamos?

Rachel Sim. Window Box

Rachel Sim. Window Box

Rachel Sim. Window Box

Rachel Sim. Window Box

Rachel Sim es una artista escocesa que es capaz de aunar un montón de disciplinas en la creación de piezas únicas como la que acabo de mostraros. Dibujo, escultura, collage y diferentes técnicas de grabado dan como resultado acabados así de atractivos y con una huella personal tan marcada. El caso es que desde su taller/ estudio de impresión de Wakefield, Rachel crea estos fantásticos objetos a partir de cartón y otros elementos de consumo diario como palillos de brochetas sobre los que estampa sus diseños, tal que así


Rachel Sim

Rachel Sim

Rachel Sim

Estas piezas no pueden ser más naturales, otro claro ejemplo de menos es más y de que un diseño sencillo es algo muy complicado de conseguir como decía el magnífico Rand; como pueden ver, la escocesa lo consigue, parece dotar a sus plantas de savia, la tinta con la que las hojas se llenan de color, la que otorga a cada pétalo una textura diferente y hace de cada ramita un universo de emociones. ¿No es acaso el cartón un conjunto de hojas superpuestas? pues esto es metacartón, o lo que es lo mismo, la materia prima que sirve para dar cuerpo a capas de hojas superpuestas y posteriormente estampadas para lucir a todo color.

¡Ponga un Window Box en su ventana y todos los pájaros de su cabeza migrarán a estas bellas composiciones de Rachel Sim! el caso es que además le permiten montarlos a su gusto, gracias a este kit de piezas pintadas a mano con el que podrá asegurarse de tener una planta florida y llena de color sin pasar el mal sabor de boca de que se le seque por no regarla, en resumen, un éxito de zona ajardinada en su propia casa- especial para jardineros despistados.

Rachel Sim estudió animación en el Edinburgh College of Art, donde se graduó en comunicación visual, saltó el charco al más puro estilo Erasmus hasta la Escuela de Diseño de Rhode Island y remató su formación en el Royal College of Art de Londres, haciendo un máster en Arte y Diseño de la Comunicación.

Rachel Sim

Rachel Sim

Rachel Sim

Si pasan por Wakefield no dejen de seguir su web y entérense de su calendario de cursos, talleres que imparte para adultos y pequeños en los que se trabaja con grabado y diferentes métodos de estampación para conseguir formas maravillosas en torno a sencillas líneas y texturas.

Y hasta aquí el post de hoy, día de San Juan. Espero que lo disfruten como el día lo merece: ¡quémenlo todo! hoy es día de hacer una oda al fuego y alimentarlo con todo aquello que nos pesa en la mochila, eso sí, ¡ni acerquen sus piezas de Rachel Sim! son delicadas y poco propias de celebraciones como ésta.


Rachel Sim Prints&Plants:


domingo, 21 de junio de 2015

Flor de Forsberg

Monky Wonky, sí, el primero de mote infantil y el segundo (torcido) como atributo a sus trabajos, son algunos de los nombres que giran en torno a la galaxia creativa de la ilustradora y animadora Monika Forsberg.

 
Monika Forsberg para Surtex

Monika Forsberg (aka Walkyland) es una artista de trazo grueso, de composiciones torcidadas y de colores radiantes y dulces. Su patria: Suecia; su base de operaciones, Londres, donde se traslado a vivir hace un par de decadas con la intención de estudiar diseño textil. Sí, sí, ya sé que he dicho ilustradora/ animadora, por tanto ¿qué pasó? ¿cómo acabó siendo la ilustradora wonky? pues porque un buen día, durante su proceso formativo, aprendió a animar y ahí estuvo trabajando durante muchos años. En este campo llegó lejos, trabajó para C4 o Nickelodeon y en 2004 fue nominada a un BAFTA por su peli His Passionate Bride. Una animación estupenda, pero si hemos de elegir prefiero este otro: #mummyneedsgin, un corto animado súper divertido con el que Forsberg nos habla de los problemas y las necesidades de una ilustradora: con hijos, con enfermedades varias, con  un ex-marido que es un pesao...





Conocí la obra de Monika Forsberg a través de su cuenta de Instagram, pura casualidad, pero en medio de un millón y medio de sugerencias pude distinguir unas flores en un jarrón de las que no pude apartar la mirada. Abrí aquella miniatura y me perdí un buen rato en medio de sus imágenes para acabar convenciéndome de que aquella manera de ver las cosas procedía realmente del lado salvaje. Formas naturales voluptuosas, colores chillones, trazos impulsivos, ¡bold! ¡súper bold! y lo que es mejor, composiciones irregulares, torcidas, que se salen del plano y devoran a quien las contempla. 

Pero vayamos pasemos a su mundo floral- a ver, que también se despacha a gusto haciendo retratos o temas de cocina, por no hablar de sus GIFs y animaciones como ya han visto- que es con el que la conocí y el que quiero compartir con todos aquellos que aún no la conozcan, así que abran bien los ojos y prepárense a vivir unos minutos "into the wild", al más puro estilo supertramp, pero sin necesidad de morirse de frio, inanición o envenenado por alguna planta; aquí las plantas van en patterns, en jarrones y en algunos cuqui-diseños que ya nos gustaría lucir como complementos. Allá vamos Monika, ábrenos la puerta de tu selva ilustrada.

Monika Forsberg

Monika Forsberg

Monika Forsberg

Monika Forsberg

Monika Forsberg

Monika Forsberg


Y donde hay árboles, hay ramas y allí siempre, siempre, siempre y mientras el cambio climático no acabe con todo, habrá pájaros, como estos...

Monika Forsberg

Monika Forsberg

Monika Forsberg
 
 
Tras años de dedicación completa a la animación, Monika se tomó un respiro y comenzó a dibujar. Durante casi un año se dedicó a hacer dibujos de casas y gente nadando en la piscina de un pueblo, hasta que un día se subió al trampolín y se tiró desde lo más alto al mundo de las pruebas de color. Pocos años después y sintiéndose preparada para ser ilustradora, comenzó a vender sus primeras láminas, grabados y a hacer trabajos de encargo. Pronto su estilo empezó a alcanzar visibilidad llegando a trabajar para clientes como New York Review.

Monika trabaja con After Effects, y Photoshop- lo intentó con el Illustrator pero finalmente siguió montando partes de dibujos y creando nuevas piezas por medio del Photoshop-. Dice que le encantan las tontarrascás y que no conoce mayor felicidad que la de compartir tiempo y divertirse junto a sus hijos, con los que juega y de los que aprende constantemente.

Para finalizar el post, una ilustración dedicada a una fantástica frase de la creadora de otro increíble universo mágico, los Moomin de Tove Jansson que dice así:


Making a journey by night is more wonderful than anything in the world





Se ha hecho tarde entre las flores, pero el viaje ha sido tan maravilloso como lo definió Tove Jansson. Buenas noches.


Más jardines de la Forsberg:




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...