La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 30 de agosto de 2015

Into the wild con Madalena Matoso

Decía Christopher McCandless:

"No. Alaska, Alaska. Me voy a ir allí. Por mi cuenta. Ya sabes, sin el maldito reloj, sin mapa, sin hacha, sin nada. Nada. Sólo estar ahí. Sólo estar en ese lugar. Ya sabes, grandes montañas, ríos, cielo, juego. Sólo estar ahí, en la naturaleza"

¡Bienvenido Alexander Supertramp!


Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Estas montañas no están entre las coordenadas 54˚ 40’N a 71˚ 50 de latitud norte y 130˚ O a 173˚ 38’ de longitud este; no son las montañas que Jon Krakauer citaba en su novela. Estas montañas son portuguesas, pero me juego el cuello a que Supertramp se hubiera enamorado de ellas como lo hizo con las de Alaska.

Thoreau decía: “Es cuando volvemos a casa cuando realmente hemos coronado la montaña. ¿Qué nos dijo la montaña?”. “La humanidad está siempre caminando por una montaña”. “No debemos dejar de señalar hacia las cumbres, aunque la multitud no ascienda a ellas”. Esto mismo nos lo dice Madalena Matoso, pero con otras palabras, o mejor dicho, con imágenes, ilustraciones que reflejan las distintas formas de vida posible en el interior de estas magnánimas construcciones de piedra y vegetación frente a las que cualquier individuo siente como poco, lo diminuto de su existencia.


A través de este álbum de tamaño similar al de uno de los 14 "ochomiles", el lector podrá sentir el viento en su rostro nada más voltear la primera página, podrá disfrutar de sus ríos, ascender y escalar paredes verticales al más puro estilo Batman o simplemente disfrutar de un picnic en buena compañía. Preparen sus mochilas, pónganse calzado adecuado y no olviden mineralizarse y vitaminizarse, nos vamos a la montaña de Planeta Tangerina.

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas es un libro de actividades de gran formato, que surge de la colaboración de la editora portuguesa Planeta Tangerina y de la casa editorial polaca Wytwórnia. Su autora, Madalena Matoso apela a la inspiración de la naturaleza como fuente de creación de futuros artistas, proponiéndoles desafíos e invitándolos a ascender en sus procesos creativos por medio de diferentes referencias, técnicas y materiales de trabajo. El propósito o la cima, es la creación de un libro verdadero, de autor, un libro que será diferente dependiendo del autor que lo encumbre.

Mientras uno se inspira y recrea sus paisajes y vivencias se topará con estancias evocadoras a la par que salvajes y una vez allí, podrá vivir aventuras de lo más naturales. Presten atención a la biodiversidad que reside entre la base y la cima


Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

Enormes bosques con nieve en los que practicar esquí, amplios lagos y caudalosos ríos en los que darse un revitalizante baño, cumbres en las que clavar la bandera, pastos frondosos en los que las vacas y otros animales viven en el paraíso y ¿por qué no? ¡hasta un Jeti si me apuran! Es asombroso, el plan artístico propuesto por Madalena Matoso permite a los pequeños artistas dejar su sello sin contaminar, o sea, que en cada actividad, el autor puede firmar y dejar por escrito la fecha de la creación y la técnica empleada para decorar la loma de la montaña y así, con el paso del tiempo, retomar la actividad y realizarla en función de nuevas percepciones o intercambiar el cuaderno con otros montañeros que probablemente opten por subir a la cima por medio de métodos distintos- y cuando decimos métodos hablamos de collage, rotuladores, lápices de colores de madera, ceras, etc etc.

Antes de emprender el descenso, me gustaría dejar constancia de otro elemento de vital importancia en las cumbres: los refugios, algo que en su momento hubiese venido de escándalo al desaparecido Supertramp y que en el caso de la montaña de Planeta Tangerina, ha cobrado aspecto de Pequeña Ciudad. Quedan todos invitados a este humilde refugio ilustrado, ahí les espero.


Montanhas. Madalena Matoso. Carcavelos: Planeta Tangerina, 2015

La montañera Matoso a la que seguro ya conocen por su inconfundible estilo gráfico, estudió diseño de comunicación en la Facultad de Bellas Artes de Lisboa y se post-graduó en Diseño Gráfico Editorial en Bellas Artes de Barcelona. En 1999, junto con tres amigos puso en marcha un proyecto de diseño e ilustración llamado Planeta Tangerina, que en 2006 comenzó a dar como fruto maravillosos libros, obras valoradas y premiadas más allá de su planeta.

Hasta aquí nuestra salida al monte de hoy. Recuerden ser cautos, y seguir las recomendaciones que les den los montañeros- ¡cuidado con el fuego!- y por supuesto, disfruten de la naturaleza sin que ésta les cueste la vida como hizo con Christopher McCandless. No es necesario morir para vivir la montaña intensamente.

Por cierto, si van de camino a la cima y se topan en algún sendero con una librera y una bibliotecaria, díganles de mi parte que ¡gracias! por haberme acercado tan bellas cimas tal y como hizo el mismísimo Mahoma.

Saludos montañeros.


Más y más sobre esta cordillera ilustrada en:



viernes, 28 de agosto de 2015

¡Ta-Ta-Ta-Chán! llegó Pintachán

Después de unos cuantos años de Pequeña ciudad, cualquier avezado lector del blog sabrá por mis reiteradas referencias que entre mis pasiones visuales está el diseño de covers, el cartoon-cartoon y cualquier retro-homenaje a mis queridos Ramones. Por otra parte, aquellos que me conocen fuera de la pantalla, saben que entre mis debilidades, junto con los libros, están los zapatos. Sin comentarios, eso es así.

Recientemente, mi "muy mejor amigo", al que le encanta poner a prueba mi memoria con adivinanzas visuales, me hizo llegar una ilustración en la que se reflejaban muchas de las pasiones que les he contado más arriba: era una pieza retro, muy cartoon, pero lo mejor: las figuras de la ilustración llevaban unos zapatos espectaculares- más quisiera Christian Louboutin para su ilustre catálogo-

Ni Sasek, ni Friz Freleng, ni el mismísmo Ted Scapa han sido capaces de vestir los pies de sus míticos personajes con unos zapatos tan elegantes como los que el ilustrador que ocupa este post es capaz de hacer, palabra de honor. Nadie hace unos zapatos tan fantásticos como los de nuestro querido Pintachán.

Pero hoy, Pablo (aka Pintachán) no está aquí para enseñarnos sus ilustrados zapatos del Midcentury, sino para mostrarnos el cover de un disco con el que de nuevo ha conquistado el corazón de la Pequeña Ciudad.

Con todos ustedes, otra golosina visual del ilustrador al que le fascina la regaliz.



Pintachán


Pintachán

¿Qué les parece? sabía que no iba a defraudarles, pero ni éste ni ninguno de sus trabajos. Pintachán se mueve por el retro-style como pez en el agua, y riza el rizo con su paleta de colores vintage-crujientes y sus referencias constantes a la ciencia ficción y la música de viejas bandas... ¡no le falta un perejil!.

El trabajo que les muestro fue ejecutado para el disco de un grupo argentino de nombre Campeoncito, que además tuvo a bien incluir una versión de los Ramones como guinda a tan ilustrado pastel. Pero este sevillano afincado en el norte no sólo ha conquistado el corazón de una humilde redactora o el de la banda del Río de la Plata, sino que ha llegado a encandilar a ilustres clientes como Jamie Oliver, la revista Anorak o los neoyorkinos Galison. Él es así, un tipo sencillo de trazos y sentencias elocuentes, si no, vean, vean


Pintachán

Todavía estoy a carcajada limpia ¡es la historia de mi vida! y de tantos de ustedes, la voz en off de esa madre que repetía hasta la adolescencia el mismo mantra, una y otra vez: estás castigado ¿a qué? a todo ¿hasta cuándo? ¡hasta siempre!... nuestra infancia tiene mucho de eso, y Pintachán ha sido capaz de plasmar momentos divertidos de la humanidad como éste, el retorno del mismísmo Jeti, del supervillano Mojo Jojo o el espeso flequillo de Johnny Ramone para pintar una sonrisa en el rostro de todo aquel que descubre su trabajo.

Háganme caso, aprovechen estas tardes de agosto ilustrado para nadar por su web y disfrutar del universo Pintachán, lleno de humor y color a partes iguales. Por cierto, den gracias a la Biología, carrera en la que el ilustrador y diseñador gráfico se matriculó para saber que lo suyo no eran las probetas sino la ilustración; resultó ser que prefirió la mezcla de colores y no la de reactivos... algo debió pasar en ese laboratorio al que todos los amantes de la ilustración le estamos tan agradecidos.



Todo esto y mucho, mucho más en la PintachaNería:

martes, 25 de agosto de 2015

Karlien de Villiers: sacando pecho

Cuando uno se dispone a hablar de tetas, ha de tener en cuenta la entradilla del programa de Pedro Erquicia dedicado a estos atributos en la que el pope de la comunicación enumeraba en una larga lista los diferentes nombres que se le pueden dar en castellano a tan ilustres miembros: busto, seno, mama, teta, delanteras, pechugas, peras, etc, etc ¿lo recuerdan? si no es así, dense un paseo por Youtube en su busca; créanme si les digo que no tiene desperdicio.

El caso es que eso de mostrar el cuerpo sin tapujos en el mundo de la ilustración es algo difícil de ver, más si se trata de libros infantiles, un terreno en que el eufemismo y los tabúes siguen vigentes- una mala orientación pedagógica, sin duda-. El arte ha mostrado el cuerpo desnudo y despojado de vestimenta a lo largo de todos sus períodos, todo hay que decirlo: unos más descocados, otros más regios o castitos, pero en general podemos hablar del desnudo a lo largo de toda la historia del arte, rizando el rizo con algunos artistas que han hecho precisamente del cuerpo desnudo el lienzo de sus obras.

Personalmente hecho de menos este tipo de temas en la ilustración actual y es poco habitual toparse con artistas e ilustradores de las últimas décadas que muestren sin pudor y sin ropa interior a sus creaciones. No hace muchas semanas hablábamos de Eleanor Davis, también lo hicimos de Franziska Schaum y hace algo más de Angela Dalinger, las 3 mujeres y las 3 artistas sin miedo a ponerse delante del lienzo al igual que lo hacen delante de un espejo; con todo lujo de detalles, sin miramientos, personajes al natural con los que contar sus historias gráficas. Hoy hablaremos de una cuarta, otra mujer- hagan el favor de hacerme llegar sugerencias de caballeros que también gusten de estas costumbres, puesto a que si no se los estoy mostrando es porque los desconozco- Karlien de Villiers, diseñadora gráfica-ilustradora de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) con la que nuestro post volverá a llenarse de senos, turgentes y no tan turgentes, desnudos integrales o a medio gas, pero en definitiva arte honesto, natural y sin tapujos.

Aquí no ha de mantenerse ningún tipo de restricción por cuestiones horarias, es más me hago responsable de mostrar un material gráfico apto para la lectura de público infantil y adulto... por todo ello y sin más preámbulos, pasemos a descubrir el mundo "en porretas" de la artista sudafricana.


Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers estudió Diseño Gráfico e Ilustración en la Universidad de Stellenbosch y trabajó como diseñadora para una agencia de publicidad nada más graduarse ¿y que pasó? pues lo que tantas veces ocurre, que no se veía haciendo logos, banners y demás manufacturas gráficas. Ella quería experimentar con la imagen, pintar y obtener referencias para que sus trabajos fuesen suyos. Así que se echó la mochila a la espalda y durante dos años recorrió diferentes países de Estados Unidos y Europa mientras iba llenando de dibujos sus libretas. De vuelta a Sudáfrica, allá por el 2000, se embarcó en un máster en Diseño de la Información que cursó en la Univ. de Pretoria.

Y de su gran viaje y sus múltiples vistas a museos o librerías, su cabeza se fue llenando de personajes. A continuación algunos de los pertenecientes a su serie de trabajos en papel (a la que también pertenecen las tres primeras acuarelas).

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Durante su última etapa formativa, Karlien comenzó a juguetear con las tiras cómico-satíricas y no mucho tiempo después se embarcó en un proyecto de novela gráfica por el que su carrera ha pegado un salto al resto del mundo; se trata del cómic My mother was a beautiful woman (Mi madre era una mujer hermosa en la edición en castellano publicada por Glenat), donde además de debutar en el mundo de la novela gráfica, la joven Villiers cuenta en primera persona lo que supuso la desintegración del Apartheid a la par que su familia también se desmembraba. La obra está traducida al alemán, al italiano, al francés y al castellano sin embargo su autora no ha podido disfrutar de un escaparate en su tierra natal en el que colocaran su libro, ya que allí ni siquiera se ha publicado. Las cosas siguen siendo lo que siguen siendo.

Además de apasionarme sus acuarelas y sus series de trabajo sobre papel, Karlien me deja enmudecida con sus esculturas. Su estilo va más allá del soporte y de los materiales, caras y cuerpos que sin decir nada llenan la imagen de fuerza. Disfruten de ellas, de sus carne y de sus rojos.


Karlien de Villiers, 2011

Karlien de Villiers, 2011

Karlien de Villiers

Karlien de Villiers

Han pasado casi diez años desde que aquel cómic la dio a conocer. En la actualidad es profesor de ilustración y diseño gráfico en el Departamento de Artes Visuales de la Universidad de Stellenbosch y además continua haciendo cosas interesantísimas como sus Reverse glass paintings, nuevas novelas gráficas y exposiciones como la que este año pudo disfrutarse en Suiza.

No dejen de visitar su web y perderse entre sus trazos honestos y sus pigmentos, porque Karlien de Villiers no se deja nada en el tintero. Es lo que ven, como la vida misma.

Más tetas y menos pudor en:

lunes, 17 de agosto de 2015

Artilugios Milenkovic

Artilugio, o lo que es lo mismo: armatoste, artefacto, trasto, ingenio, máquina, aparato, mecanismo, artificio... o según la definición de la academia: un mecanismo, artefacto, sobre todo si es de cierta complicación.

Y no sé por qué cuando pienso en artefactos me viene a la cabeza la secadora de servilletas de Leonardo da Vinci- accionada por abejas, por supuesto-, la máquina dispensadora de libros que El Lissitzky creó en pleno apogeo del elogio a la máquina o los megatampones de impresión que se fabricó Adrià Galicia para su proyecto fin de carrera Lo Tampó; en cualquier caso, todos ellos sorprendentes, propios de gente inquieta, visionarios o gente que duerme poco, según como ustedes quieran verlo.

El caso es que hace unos días descubrí a través de la cuenta Instagram de la AIGA- la cual les recomiendo, ya que estamos- el perfil de un ilustrador serbio que bien podría estar en esa lista que creadores de artefactos. Se llama Bratislav Milenkovic y a juzgar por sus máquinas ilustradas se ve que es de los que duerme poco... pónganse un casco que comienza la visita guiada por la fábrica de artilugios del ilustrador de Belgrado.

Bratislav Milenkovic. Financial Times

Bratislav Milenkovic para Computer Arts

Bratislav Milenkovic para Fast Company

Bratislav Milenkovic para Atlanta Magazine

Lo sé, tengo la certeza de que Mr. Artilugios Milenkovic era uno de esos niños que aplicaba al terreno lúdico el arte del desguace, osea, de los que destripaban los juguetes para divertirse de verdad, no jugando ¿ustedes me comprenden? Hablo de esos pequeños culos inquietos que son capaces de montar y desmontar cualquier aparatito en menos de lo que usted tarda en afilar un lápiz; pues lo dicho, creo que él debía ser uno de los miembros de tan distinguido club. En una palabra: ¡Bold!

El color, esas formas y todo el movimiento que crean, es ¿grandilocuente? estilo no le falta y el gracejo lo pone en cada uno de sus dibujos, fíjense en este último, el que explica en qué consistía realmente el reto del Ice Bucket o el de cómo los productos de granja llegan a su mesa... Milenkovic es una especie de mecánico ilustrado al que se le da de escándalo automatizar todas las narraciones visuales que hace para clientes como The New York Times, Wired o el Financial Times.

Si están disfrutando de la visita, hagamos un alto antes de continuar por los mecanismos ilustrados de este fabricante de imágenes. Quítense el casco, pónganse un mostacho y tómense una cervecita a la salud del muchacho.


Bratislav Milenkovic


Además de crear prototipos informativo-ilustrados, Milenkovic hace covers, pone cara a una cerveza y es capaz de transportarnos a Marte por medio de las dos tintas y dejarnos con la boca abierta. No pestañeen, a continuación, la serie de ilustraciones Colonizing Mars para la revista Popular Science. Un delirio en rojo y negro.

Bratislav Milenkovic. Colonizing Mars. Popular Science

Bratislav Milenkovic. Colonizing Mars. Popular Science

Bratislav Milenkovic. Colonizing Mars. Popular Science

Bratislav Milenkovic. Colonizing Mars. Popular Science

Estudió ilustración en la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Belgrado- a esto le siguió un MBA en publi o algo similar- y pronto empezaron a llegar los primeros encargos, primeros premios, sus ilustraciones forman parte de catálogos de ilustradores, empiezan las exposiciones, blablablá; no sólo en Serbia, no, sus ilustraciones están presentes en publicaciones de Francia, Suecia, UK o Estados Unidos.

Es un no parar. Y por añadir un punto y final al post, dejaremos si acaso un punto grande, de las dimensiones de una pared, la del mural que Bratislav Milenkovic hizo para Nelt Co, una distribuidora serbia. Punto rojo para el equipo de Milenkovic, un ilustrador de proporciones similares a las del mural y una especial habilidad para elucubrar máquinas de ingenio ilustrado.


Bratislav Milenkovic. Mural para Nelt Co. Serbia

Bratislav Milenkovic. Mural para Nelt Co. Serbia


Más Milenkovic por aquí y por allí:

domingo, 2 de agosto de 2015

Mister Alphabet, el tipo de las letras

Por favor, no vayamos a cometer la perogrullada de llamarle señor alfabeto, pase lo que pase ¡no lo hagan! ya que si finalmente no se pueden contener, ocurrirá que borrarán ustedes el brillo, la clase y el saber estar de Mister Alphabet, un personaje de apenas 40 centímetros de alto con el que podrás divertirtte y aprender el abecedario de cabo a rabo sin dejar de jugar.

Mister Alphabet es esbelto, flexible y jamás pierde la compostura; por muy sinuosas que sean las letras, él moldea su cuerpo para dar forma a todas las letras sin despeinarse, además de estar siempre hecho un pincel por si algún curioso quiere inmortalizarlo en una de sus extravagantes posturas tipográficas.

Podría seguir hablando de sus valores plásticos, didácticos y lúdicos, pero creo que es más junto presentarles al figurín lo antes posible. Ahí lo llevan. Con todos ustedes: Mister Alphabet.



Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

El guapo de Mister Alphabet no es un muñeco enclenque sino más bien todo lo contrario. Su esqueleto es de acero trenzado rodeado de termoplástico, caucho y otros materiales flexibles que habitualmente se utilizan en aplicaciones médicas y de salud. Por todo ello, el cuerpo además de ser duradero y resistente, es muy blandito. Sus manos y pies, así como su cabeza, son de un material rígido similar a un bloque de construcción y llevan al rededor unos imanes conocidos como "rare earth" que permiten ensamblar de manera magnética las dos partes del muñeco

Todos los materiales y acabados de Mister Alphablet- incluyendo pintura, ropa (que además de su diseño indie está cosida a amano) e incluso el embalaje- cumple las normas de seguridad para niños a partir de dos años, aunque pongo mi mano en el fuego que por tratarse además de ser un curioso y bello objeto de diseño, acabará antes en las manos de los padres que de los niños.

Conozcamos un poco más de Mister Alphabet y sus creadores, la pareja formada por Marshall y Haley Roemen



El equipo que ha dado vida a Mister Alphabet viene de Oregon y está formado por la pareja Marshall y Haley Roemen, el hermano de Marshall, Michael y Mercedes Curran. Su cuartel general está en Los Ángeles, donde fabrican los muñecos, y todos cuentan en su bagaje con décadas de experiencia profesional en obras de arte, moda y diseño, así como en fabricación y comercialización de productos.


Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

Mister Alphabet

Su proyecto está colgado en KickStarter y necesita apoyo para hacerse real. Ya quedan pocos días y desde la Pequeña ciudad esperamos que el equipo de Mister Alphabet consiga su propósito ya que personalmente me parece un producto de diseño de gran valor didáctico. Por aquí se empieza a aprender tipografía, a valorar una pieza de diseño o la capacidad que un juguete tiene para enseñar a un niño.

Suerte ¡con todas la letras!



martes, 21 de julio de 2015

Los cactus ilustrados de Damián Quiroga

Sitting here wishing on a cement floor
Just wishing that I had just something you wore
Bloody your hands on a cactus tree
Wipe it on your dress and send it to me

Cactus. The Pixies, 1988


A diferencia del Cactus de los Pixies (años después también Cactus de D-A-V-I-D Bowie), los de cactus de Damián Quiroga no hacen tanto daño ya que gracias a su diseño y acabado ilustrado, si te matan, es de risa, nunca de dolor por pinchazos; eso sí, ¡no los cojas por la cabeza!

Nada de Bloody your hands, mejor "put a smile on your face" y disfruten de los maceteros para cactus más cucos del planeta ilustrado. Miren, miren...


Macetero Ilustrado. Damián Quiroga

Macetero Ilustrado. Damián Quiroga

Bañistas. Damián Quiroga, 2014-15

Maceteros Ilustrados. Damián Quiroga, 2014

Maceteros Cactus. Damián Quiroga, 2013

Macetero Ilustrados Libros. Damián Quiroga

Macetero Ilustrados Libros. Damián Quiroga

Macetero Cerebro Espinoso. Damián Quiroga


Los maceteros de Damián Quiroga, un ilustrador/ creador de objetos ilustrados que harán tu vida cotidiana un poco más feliz. Desde su cuartel general en Barcelona e inspirado por el arte popular, los juguetes y el diseño gráfico, Damián da vida a objetos curiosos combinando materiales e ilustrándolos: que si un mono por aquí, que si un luchador de sumo por allá y no te olvides del bañista no tampoco del "trajeao". En fin, mucho arte para unos maceteros por lo que sin duda perderán la cabeza.

Plantas&Cactus Quiroga:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...